Por amenaza de bomba fue desalojado el Centro Cívico



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La amenaza de bomba reiterada mediante tres llamados telefónicos anónimos obligó al Concejo Municipal a suspender la sesión ordinaria de ayer y desalojar el Centro Cívico mientras la policía revisaba las dependencias oficiales.

El hecho, sin precedentes en la historia institucional reciente del municipio, logró paralizar la actividad del Deliberante cuando se disponía a tratar un nutrido temario.

Extraoficialmente varios ediles vincularon las amenazas con el proyecto de declaración de “persona no grata al militar retirado Mayor Francisco Pablo D'Aloia” que reside en esta ciudad y fue repudiado por su participación en actos represivos de la última dictadura militar.

El presidente del cuerpo, Marcelo Cascón, no quiso avanzar sobre el origen o las motivaciones de las amenazas y cifró expectativas en que la policía pueda hallar a los responsables para “desalentar cualquier futura reiteración”. En cambio el intendente Alberto Icare, que acompañó la denuncia policial, lo relacionó con “la época de elecciones y de movimiento político”.

El cuarto intermedio se resolvió después del tercer llamado intimidatorio que exigía la paralización de actividades y el desalojo de la sede del Deliberante, bajo amenaza de “volar” toda el ala oeste del Centro Cívico.

Las dos primeras llamadas fueron dirigidas en forma directa al Concejo y recibidas por los responsables de mesa de entradas entre las 8.30 y las 9.05, a quienes le advirtieron que “tienen 15 minutos para desalojar el edificio o vuela con ustedes adentro”.

La tercera amenaza fue canalizada a través de la secretaría de Turismo de la municipalidad. “Como el Concejo no nos da bola les avisamos que también van a volar ustedes si no desalojan” fue la frase intimidatoria transmitida.

Un detalle llamativo fue el extraño seguimiento realizado por el o los autores de los llamados que demostró estar al tanto de los movimientos de los ediles pero no del lugar donde se desarrolló la sesión. Por cuestiones de espacio el Concejo Municipal realiza sus reuniones en la sala de Prensa de la intendencia.

La denuncia fue radicada en la comisaría Segunda que de inmediato ordenó desalojar los edificio y revisó todas las dependencias municipales sin hallar ningún elemento sospechoso.

El juez de instrucción Ricardo Calcagno, que podría decidir la posible intervención de las líneas telefónicas del municipio, realizó la misma recorrida pasado el mediodía.


Comentarios


Por amenaza de bomba fue desalojado el Centro Cívico