Por el agua el CPE suspendió las clases en Parque Industrial



NEUQUEN (AN).- Las escuelas del barrio Ciudad Industrial-Jaime de Nevares permanecerán sin clases al menos hasta mañana inclusive, por una decisión que el Consejo Provincial de Educación adoptó tras los informes negativos sobre la potabilidad del agua corriente en el jardín de infantes número 17. La incorporación de la suspensión de las clases en los demás establecimientos obedeció a la queja de docentes y padres de alumnos por la posibilidad de que sea la red del barrio la que está contaminada, como ocurrió en otras oportunidades.

De todas formas, los docentes y directivos de escuelas y colegios decidieron que no retornarán a las aulas hasta que se resuelva la situación y las autoridades garanticen el suministro de agua potable. Las actividades también serán suspendidas en la Unidad de Acción Familiar y en el comedor del sector.

La cuestión estalló el martes, cuando el jardín 17 recibió el informe de Salud pública sobre las muestras de agua tomadas el 18 de este mes: el resultado indicaba una alta presencia de coliformes en el líquido -110 cada 100 mililitros cuando los parámetros establecidos ponen un techo de 3 cada 100 mililitros-.

El análisis, firmado por las titulares de Bromatología de la provincia, María Inés Manghi y Gabriela Gottardi, disparó el disgusto de los vecinos del barrio, que con frecuencia se quejaron de la presunta contaminación del agua. Rubén Lezcano, docente del CPEM 44 y residente en Parque Industrial, formalizó ayer la denuncia ante la fiscalía y dejó una copia del expediente en la Defensoría del Niño y el Adolescente.

Dijo que mantuvo por la mañana una reunión con Horacio Carvalho, presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, quien le reiteró la información que publicó este diario en la víspera. Carvalho indicó que sus registros no arrojaban anomalías y que presuntamente los análisis negativos se deberían a suciedad en el tanque y en el lugar de la red donde se tomó la muestra.

ATEN Capital salió a respaldar a los docentes y reclamó soluciones integrales para el barrio. Silvia Venero, encargada de prensa del gremio capitalino, dijo que “no habrá clases hasta nuevo aviso” y aseguró que en la escuela 298 de Ruca Che se encontraron gusanos en el agua “después de limpiar el tanque”.

Repudió la presencia de Mario Morán al frente del ministerio de Educación. “Nos mandan lo peor”, dijo, ya que “después de su gestión en el EPAS ahora vuelve a Educación”. Cuestionó la exigencia de “180 días de clases por año que hace el gobierno cuando no puede garantizar la salubridad del agua”.


Comentarios


Por el agua el CPE suspendió las clases en Parque Industrial