Por extorsiones imputan a preso de Roca y a ayudante externa

El fiscal Rodríguez Chazarreta y el juez Tobares avanzan en dos casos



#

Malos tiempos en el Penal 2: violenta interna y extorsiones.

CIPOLLETTI/ ROCA (AC/AR).- El fiscal de Cipolletti José Rodríguez Chazarreta promovió acción penal contra un preso que está alojado en el Penal 2 de Roca por el delito de extorsión telefónica. El juez roquense Daniel Tobares, en tanto, imputó a una mujer de unos 50 años sospechada de ser una de las colaboradoras externas de los extorsionadores. No la detuvo pero la citará a indagatoria la semana próxima. Por ahora las imputaciones responden a dos causas que se investigan por separado, pero que estarían relacionadas con la misma organización. La semana próxima, cuando el detenido sea notificado de su imputación, Rodríguez Chazarreta solicitará su indagatoria y el reconocimiento de algunos elementos por parte de las víctimas. Según la investigación que lleva la justicia de Cipolletti, este interno recibía la colaboración de su compañero de celda y de tres conocidos cipoleños que se encargaban de consumar el delito afuera del penal, recibiendo el dinero de las víctimas. Según precisaron fuentes oficiales, el fiscal promovió acción penal por tres hechos sufridos por una misma persona: dos de ellos fueron extorsiones consumadas y el tercero fue una tentativa de extorsión con amenazas reiteradas por más de 10 días. La víctima fue un profesional de Cipolletti que entregó unos 13.000 pesos a cambio de que no le hagan nada malo a su familia. En esta ciudad se radicó una segunda denuncia parecida, que ahora se está tramitando en una comisaría. El fiscal cipoleño, además, remitió las actuaciones a Roca para que los funcionarios las comparen con los tres casos abiertos de aquella ciudad. Justamente el juez Tobares avanzó ayer de manera significativa en el esclarecimiento del primer caso consumado en Roca. Fue el que sufrieron una mujer y su hija de 20 años, quienes hace unos 15 días padecieron los llamados y entregaron dinero y valiosas alhajas. En un segundo “apriete” alertaron a la policía y se montó el operativo en el que fue detenido un cómplice. El joven de 19 años se aprestaba a recibir un televisor plasma como pago de la extorsión. Es allegado al interno que es compañero de celda del ahora imputado en Cipolletti y permanece detenido por extorsión en grado de tentativa. Y ayer fue justamente una familiar del mismo interno la que fue incorporada a la lista de sospechosos de la causa roquense. Fue sometida a una rueda de reconocimiento y la medida arrojó resultados positivos. También hubo cinco allanamientos en los que se secuestraron teléfonos celulares, chips y otros objetos que por la tarde fueron peritados. Según se informó, la Brigada de Investigaciones de Roca también dio con droga, un arma de fuego y un chaleco antibalas en uno de los domicilios, donde fueron demoradas dos mujeres a pedido de la justicia Federal. La investigación en Cipolletti avanzó sustancialmente cuando desde la Procuración de la provincia se envió a un ingeniero en comunicaciones para analizar los celulares secuestrados en la cárcel de Roca a pedido de Rodríguez Chazarreta. Después, sobre la base de algunas escuchas telefónicas se pudo descubrir la modalidad que utilizaban los extorsionadores. Ayer esas mismas pericias iban a realizarse en la Ciudad Judicial de Roca, para tratar de establecer conexiones entre el hecho que sufrieron madre e hija y los que padecieron un abogado penalista y un empresario turístico, ya que todo parece indicar que están vinculados.


Comentarios


Por extorsiones imputan a preso de Roca y a ayudante externa