Por jugar, causó un incendio




NEUQUÉN (AN).- Un chico arrojó jugando un objeto al horno de su casa y produjo un incendio. No hubo lesionados pero las pérdidas fueron significativas. El hecho se produjo en la mañana de ayer en el barrio Almafuerte ubicado en la zona oeste de la ciudad. De acuerdo a los datos suministrados a los medios por el dueño de casa se trataría de un accidente. Uno de los hijos del hombre arrojó, cuando estaba jugando, un objeto al interior del horno que se encontraba encendido. En su relato el dueño de casa detalló haber escuchado dos explosiones antes de que las llamas ganaran la edificación por lo que toda la familia alcanzó a salir sin sufrir lesiones. Personal de bomberos de los cuarteles de la zona oeste acudieron al llamado que se recepcionó en el comando radioeléctrico. Si bien se logró controlar el siniestro, los daños en la vivienda producto de las llamas y el ahumamiento fueron significativos. Personal experto de bomberos realizó las pericias de rigor por las cuales determinaron las causales del incendio.


Comentarios


Por jugar, causó un incendio