Por “la cultura del diálogo”



ROCA (AR).- El pasado jueves juró Norah Andrea Aguirre como primera titular de la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos del Poder Judicial de Río Negro. Con la designación se abre una nueva etapa en camino de la justicia provincial hacia la resolución pacífica y consensuada de controversias entre particulares. Hasta ahora la Dirección había sido ejercida en forma colegiada por los jueces de Cámara Jorge Giménez y Jorge Douglas Price, mientras que Aguirre se desempeñaba al frente del Centro Judicial de Mediación de Roca. Con la nueva designación la Dirección pasará a tener asiento oficial de funciones en esta ciudad, con competencia en toda la provincia, y tendrá dependencia directa del Superior Tribunal de Justicia. El organismo tiene bajo su órbita los Cejume de Viedma, Roca, Bariloche, Cipolletti, y sus delegaciones de San Antonio, Sierra Grande, Allen, Villa Regina, El Bolsón, Cinco Saltos y Catriel. También le competen las Casas de Justicia ubicadas en Sierra Grande, Río Colorado, El Bolsón, Jacobacci y Catriel. Entre las prioridades de la nueva gestión se encuentra la “formación y evaluación permanente de los mediadores y conciliadores que operan el sistema de Métodos Alternativos en la esfera del Poder Judicial”. La primera etapa de esa evaluación de mediadores con miras a la obtención de la matrícula definitiva se realizaría este mismo mes. La Dirección se dedicará a impulsar nuevos métodos de resolución de conflicto como la conciliación laboral (que ya funciona en Bariloche y está próxima a implementarse en Roca), el arbitraje y los procesos de construcción de consenso con intervención de múltiples partes. Incluso por fuera del sistema judicial, el organismo tiene como otro fin promover “la cultura de diálogo y de solución pacífica de las disputas en toda la sociedad”.


Comentarios


Por “la cultura del diálogo”