¿Por qué crece la producción de frutos secos?

Son varias las razones por las cuales el productor opta por estos cultivos: entre ellas, el manejo relativamente más sencillo, la conservación en poscosecha, porque es un producto poco perecedero y el aumento en el consumo por considerarse a los frutos secos, en general, alimentos sanos y nutritivos.



1
#

2
#

Algunos números de la actividad

La fruticultura del Valle Inferior y Valle Medio ha tomado otra orientación en la búsqueda de nuevas y rentables alternativas. El cultivo de los frutos secos tomó gran impulso no sólo por la producción sino también por la existencia de viveros, galpones de acondicionamiento de la fruta en poscosecha y, últimamente, el inicio de un trabajo para darle valor agregado al producto.

Como consecuencia del impulso que han tomado, especialmente el nogal y el avellano, se formó el clúster de frutos secos y se realizaron seminarios internacionales, jornadas técnicas y en forma reciente la especialización de posgrado para profesionales de la región en la que participaron como docentes técnicos locales y del exterior de reconocida trayectoria.

Si bien ambos cultivos han crecido en número de productores y en superficie implantada, el más difundido en los dos valles es el nogal (Juglans regia), posiblemente debido a que la demanda doméstica y de la industria es mayor en esta fruta. Esto lo podemos ver reflejado en diferentes estudios de producción del país, dado que en la actualidad Río Negro figura en las estadísticas nacionales de producción de nueces al lado de Mendoza, Catamarca, San Juan y La Rioja, provincias tradicionalmente nogaleras.

Esta actividad, relativamente nueva en la provincia, nos permite competir de igual a igual con cualquiera de las mencionadas. Las condiciones ambientales, con algunas restricciones, hacen que se obtengan muy buenos rendimientos y una óptima calidad de la nuez. Esto es así porque los montes, en su mayoría, están injertados con variedades reconocidas y aceptadas en todo el mundo: Chandler y Franquette.

Lógicamente, como toda actividad agropecuaria, producir nueces tiene sus riesgos. La elección de la variedad adecuada y el cuidado del monte van a jugar un papel muy importante y deberán tenerse muy en cuenta para que los “números” cierren.

Con respecto al cuidado del monte es importante que el productor haga un correcto manejo desde un principio. Es común que en los primeros años no se le dé un manejo adecuado, el monte todavía no produce, pero el inconveniente surge con los años, los árboles se atrasan en la entrada en producción y/o producen poco, por lo tanto se pierde rentabilidad.

Por último, y no por ello menos importante, quien se inicie en esta actividad debe considerar que al menos va a tener que esperar de 5 a 6 años para empezar a recuperar el capital invertido. Los libros suelen mencionar períodos más cortos, lo que no se dice es que eso se puede lograr con experiencia, con medios económicos y técnicas adecuadas para ello.

Por lo expresado es que consideramos relevante y útil acercar estos números, a fin de tener un panorama de la parte económica y la rentabilidad del cultivo con el correr de los años; siempre teniendo en cuenta que los plazos para comenzar y las producciones anuales consideradas se hacen sobre la base de un cultivo manejado adecuadamente y que no sea afectado por fenómenos meteorológicos, como por ejemplo heladas.

Se llevaron a cabo los costos de producción de nogales para las dos variedades anteriormente mencionadas, Chandler y Franquette.

En los gráficos adjuntos se puede ver la evolución del saldo anual, en dólares, de las plantaciones de nogales Chandler y Franquette, dando una idea del desenvolvimiento de dinero que debe hacer el productor hasta ver los primeros ingresos de la producción. Los costos se calcularon con una cotización del dólar de 8,69.

Al observar los gráficos y los flujos de fondo se aprecia que tanto en Chandler como Franquette el productor va a tener, en los primeros años, un saldo anual negativo, es decir, el costo de producción va a ser mayor que lo recaudado por la venta de los frutos. Como ya se dijo, ese período va a depender del manejo que se haga del monte.

Otro aspecto a analizar es la diferencia que existe entre las dos variedades en cuanto a la entrada en producción y a los ingresos anuales. Debe quedar claro que Chandler es más productiva que Franquette, por ser una de las variedades californianas de carga lateral. Dentro de este grupo es la más tardía en florecer, en el valle de Viedma lo hace unos 20 días antes que Franquette, por lo tanto con riesgo cierto de perder la producción del año a causa de las últimas heladas de primavera. Una salida interesante para poder enfrentar este riesgo puede ser plantar las dos variedades, por ejemplo 30% Franquette y el resto de Chandler. De esta manera, el año que a esta última la afecten las heladas lo producido por Franquette, al menos, cubrirá los gastos.

Para finalizar, y a riesgo de ser reiterativos, no hay que olvidar que para producir nueces, como en cualquier otra actividad, es necesario prestar atención desde un principio al armado del proyecto, considerando todas las inversiones y gastos necesarios año por año, para poder lograr los plazos previstos de entrada en producción y la cantidad de fruta esperada anualmente.

El trabajo de costos de producción de nogal detallado, realizado en la EEA Valle Inferior, se encuentra disponible para los productores interesados en el Centro Documental de la misma. Para informes: perez.sonia@inta.gob.ar

* Ingenieros agrónomos. EEA Valle Inferior del Río Negro. Convenio Provincia de Río Negro - INTA

Rodolfo Bouhier *

Pablo Viretto *


Comentarios


¿Por qué crece la producción de frutos secos?