Por un lugar en la historia

<b>España, uno de los favoritos en la previa, y Paraguay buscan llegar por primera vez a las “semis”.</b>



#

AP

David Villa se convirtió en el goleador del equipo español que buscará ante Paraguay avanzar por la Copa.

España y Paraguay buscarán hoy su pasaporte para las semifinales del Mundial de Sudáfrica, en un partido histórico en el estadio Ellis Park de Johannesburgo, del que podrían quedar a apenas dos pasos de la gloria.

España, después de recuperar su chapa de favorita que había perdido temporalmente por su mal inicio mundialista, buscará ante los guaraníes meterse por segunda vez en su historia entre los cuatro mejores de un torneo planetario, desde el Mundial de Brasil de 1950 en que quedó cuarta.

Paraguay quiere superar a la “roja” para alcanzar por primera vez unas semifinales de un Mundial, en el que fue una de las sorpresas, habiendo recibido sólo un gol en contra marcado por el italiano Daniele De Rossi en el empate 1 a 1 con Italia, en la apertura del Grupo F el pasado 14 de junio en Ciudad del Cabo.

Los españoles, que alcanzaron los cuartos de final después de vencer a Portugal, por 1 a 0, en octavos, mostraron su respeto por la selección sudamericana, de la que temen que pueda cerrarse atrás y dejar pocos espacios.

Paraguay “tiene buenos jugadores en defensa, pero también un buen ataque”, advirtió el entrenador español Vicente Del Bos-que, para el que “Paraguay como todos los sudamericanos, están demostrando que tienen carácter, con jugadores que ejercen una fuerte presión, que son gente con oficio, con balón y sin balón y, de un corte, un estilo parecido al de los chilenos”.

El técnico español podrá disponer de todas sus figuras, aunque estará pendiente de la evolución de Javi Martínez, quien sufrió un golpe en el tobillo en el entrenamiento del pasado jueves y es duda, al igual que Raúl Albiol, recuperándose de su lesión en el peroné de la pierna derecha.

España confía en su paciencia y juego de toque para encontrar la falla en el combinado sudamericano que ya advirtió que no jugará de manera defensiva, aunque no descarta ceder terreno en momentos del partido y recurrir al contraataque.

Paraguay se metió en los cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia después de eliminar en octavos en los penales a Japón, por 5 a 3, después del 0 a 0 final del partido, y ahora no duda en querer seguir haciendo historia.

“Va a ser uno de esos partidos donde uno no tiene que equivocarse y debe estar concentrado ciento por ciento para ganar”, afirmó Roque Santa Cruz, uno de los delanteros del equipo guaraní que hasta ahora le dio pocos resultados al técnico Gerardo Martino.

El técnico argentino hasta el momento inició los partidos anteriores del Mundial con tres delanteros, pero podría optar por reforzarse algo más atrás con un atacante menos y dar entrada a Jonathan Santana o Néstor Ortigoza.

Volverá al once titular Víctor Cáceres después de cumplir su sanción por acumulación de tarjetas frente a los nipones, lo que será un gran refuerzo.

Empezamos mal el Mundial, pero sirvió para reaccionar y entender que no hay rival fácil. El torneo se gana con concentración y respeto.


Comentarios


Por un lugar en la historia