La danza de los delfines se aprecia en Las Grutas

También las ballenas comenzaron su visita.

El avistaje de fauna marina está a pleno.

23 ago 2013 - 00:00

LAS GRUTAS (ASA).- Parecen escapados de la mejor postal, pero están allí, en vivo y en directo. Una manada inmensa de delfines oscuros, con sus lomos brillantes bajo el sol invernal, avanzan gráciles dejando atrás una estela de espuma. Pero estos personajes no son los únicos que pueden avistarse. Desde el martes una gran cantidad de ballenas francas comenzaron a verse en cada punto del golfo San Matías. Hasta ahora la tradicional visita de la especie se había registrado, pero con ejemplares aislados. Por eso la presencia unánime de cetáceos generó el entusiasmo de todos. Anteayer, según calcularon los prestadores náuticos, los inmensos mamíferos totalizaban cerca de 80, distribuidos a lo largo de la Bahía San Antonio. “A veces la llegada del grueso de los ejemplares tarda un poco más en darse. La naturaleza es así. El año pasado el 1° de agosto la temporada de avistaje arrancó con las ballenas a pleno. Esta vez fueron llegando de a poco, pero ahora no hay punto al que no hayan ingresado. Las avistaron en el Camino de la Costa y en Caleta de Los Loros” manifestó Claudio Barbieri, operador turístico. Con la desbordante presencia de ballenas se completó uno de los casilleros más buscados a la hora de efectuar los avistajes, que incluyen los mencionados delfines oscuros y los de la variedad “nariz de botella”, lobos marinos de uno y dos pelos y una importante avifauna. Incluso el miércoles, en una de las salidas que se organizó bien temprano, la tripulación pudo ver una ballena franca popularmente conocida como albina, porque a diferencia de las otras posee un color que puede ir del blanco al gris claro. Una posibilidad para nada habitual, ya que estos individuos no abundan demasiado. Sin embargo, salvo la rareza de su color, los expertos explican que estas ballenas no tienen ninguna alteración que les produzca trastornos visuales o de otro tipo. Debido a esto no se sabe a ciencia cierta si su blancura obedece sólo a la falta de pigmentación o si existiría alguna incidencia del gen que ocasiona el albinismo en otros animales. “No se ven todos los días pero su presencia no es tampoco tan inusual. Incluso cada año solemos ver varios ejemplares juveniles de este color” manifestó Guillermo Svendsen, biólogo del Instituto de Biología Marina Almirante Storni. Con respecto a los avistajes, que arrancaron al iniciar el mes y culminarán el 31 de octubre, los cuatro operadores autorizados para efectuar los paseos embarcados coinciden en que inició “su mejor momento”.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.