Wintershall aporta u$s 145 millones a UTE con GyP

En exploración invertirá u$s 115 millones y u$s 30 millones irán a la firma provincial.

El desarrollo total de Aguada Federal es a 15 años e insumirá u$s 3.335 millones.

24 sep 2013 - 00:00

KASSEL, Alemania (Rodolfo Chávez, enviado especial).- La empresa Gas y Petróleo de Neuquén y la alemana Wintershall cerraron aquí un acuerdo mediante el cual prevén crear una UTE para el desarrollo intensivo de un área de 97 kilómetros cuadrados sobre la formación geológica Vaca Muerta, en un campo que está bajo la concesión de la firma estatal provincial. La empresas irán de la mano pero bajo la operación teutona al área denominada Aguada Federal por cuyo ingreso los alemanes pagarán 30 millones de dólares (que no irán a los pozos sino a la caja de GyP) y luego desembolsarán de 105 a 115 millones de dólares con los que prevén dos pozos verticales y cuatro horizontales. Los primeros costarán entre 10 y 13 millones y los segundos entre 18 y 23. A este período le sigue un plan piloto de veinte pozos y una acción intensiva de 120 con una inversión de 3.335 millones de dólares. Todo se concretaría en un plazo de 15 años.

Para que esto avance, en el período de desarrollo la empresa neuquina tendrá que aportar fondos propios y salir a buscarlos al mercado de capitales. Y además prevé solicitar a Nación que le conceda -ya en esta etapa- beneficios similares a los establecidos en el decreto 913, previsto para inversiones mayores a los mil millones de dólares. Por ejemplo, exportar el 20% de la producción de crudo y poder sacar ganancias del país a partir de determinados volúmenes de producción. He aquí una de los secretos del acuerdo, Wintershall resuelve con esta inversión uno de los trastornos que desvelaban a sus directivos: no sabían qué hacer con las ganancias que han logrado por la producción de gas en nuestro país.

Si bien el trámite de ayer en la casa matriz de Wintershall se tradujo en un memorándum de entendimiento, desde el gobierno explicaron que el próximo paso “se cae de maduro” y se concretará en diciembre en Neuquén. Será el contrato comercial y de allí a una acción rápida para el desarrollo de los recursos no convencionales de Aguada Federal y “a la vaca muerta”, como dijo casi en castellano el vicepresidente de Desarrollo Global de Wintershall, Heiko Meyer.

El acuerdo, que es al 50 y 50, prevé la segunda etapa con un piloto de 500 millones de dólares para los cuales la empresa neuquina deberá oblar la mitad de esa cifra. Para ello deberá salir al mercado a buscar fondos (unos 180 millones de dólares) pues ya estará percibiendo ingresos por la producción de gas en Aguada del Chañar (un proyecto que desarrolla con Enarsa) y esa será la mejor garantía. Para esa época en la provincia de Neuquén se habrán renovado las autoridades y Gas y Petróleo podría llegar a ser una productora mediana en el concierto hidrocarburífero argentino, aunque no se sabe quién estará al comando de la incipiente compañía.

El gobernador Jorge Sapag preside la breve delegación neuquina pero no fue el encargado de la rúbrica. Lo hizo Coco, como presidente de GyP. Sapag fue recibido por el presidente del directorio Rainer Seele quien tampoco firmó el acuerdo. Lo hizo el presidente de Exploración y Producción Martin Bachmann.

La empresa alemana, un emblema de la ciudad de Kassel, es hoy por hoy la tercera productora de gas en Argentina, casi todo como resultado de sus asociaciones estratégicas en Aguada Pichana y San Roque con los franceses de Total y lo que obtiene en las operaciones en Tierra del Fuego. También tiene participación en gas en Mendoza. La firma, fundada en 1890, representa el 21% del grupo Basf y tiene operaciones en Libia, Alemania, Mar del Norte, Noruega, Holanda, en Rusia (Siberia) y en Abu Dhabi, Qatar.

Meyer contó que en los últimos años anotaron algunos golazos: reinventaron un área off shore en que le compraron a Statoil en Noruega. Y en otro yacimiento maduro, pero en Holanda, están logrando muy buenas producciones.

“Queremos ser jugador importante en Argentina”, dijo Meyer al tiempo que admitió que saben que el área para el cual se asociaron con GyP “es central” sobre Vaca Muerta. El directivo, además, destacó que tienen amplia experiencia en trabajar con empresas estatales. Mencionó por ejemplo los casos de Statoil y de la estatal Libia.

El plan en Neuquén no sólo es al shale oil de Vaca Muerta. También quieren ir al gas de Los Molles.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.