Postergó la Iglesia una sanción al cura Von Wernich

Como el sacerdote condenado a perpetua por crímenes de lesa humanidad apeló el fallo, la Iglesia esperará que se expida la Justicia. "Estos procesos no son lo rápido que




A casi seis meses de que la justicia lo condenara a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos en el "marco del genocidio" de la última dictadura militar, la Iglesia sigue postergando una sanción canónica contra el sacerdote Christian Von Wernich. .

"No se avanzó en el tema porque (Von Wernich) apeló su condena ante la Cámara de Apelaciones, que no sabemos cuándo se expedirá. Recién entonces le aplicaremos la sanción que corresponda", confirmó una fuente del obispado de Nueve de Julio, jurisdicción eclesiástica a la que pertenece el sacerdote.

Von Wernich fue condenado el 9 de octubre del año pasado por por el Tribunal Federal Nº1 de La Plata. Los jueces incluyeron en su fallo los siete homicidios por los que el sacerdote estaba acusado, además de varios casos de torturas y privaciones ilegítimas de la libertad. Y plantearon que los crímenes ocurrieron en el marco del "genocidio" entre 1976 y 1983. En sus últimas palabras en el proceso, el cura había apuntado contra sobrevivientes que declararon en su contra, al afirmar que "el testigo falso es el demonio".

Monseñor Martín de Elizalde, obispo de Nueve de Julio, había informado en noviembre pasado ante el plenario episcopal sobre las actuaciones que se llevaban adelante para suspenderlo de por vida en el ejercicio del ministerio sacerdotal. Pero aquel comienzo, hoy postergado,

mereció una rápida aclaración del vocero episcopal, presbítero Jorge Oesterheld: "Estos procesos (eclesiásticos) son lentos y no tan rápidos como quisiéramos", reconoció.

Sin embargo, otras fuentes eclesiásticas precisaron que Elizalde prevé aplicarle "todo el peso del Código Derecho Canónico" a Von Wernich, dado que el ex capellán que cumple condena en el penal de Marcos Paz "no demostró arrepentimiento de sus actos" tras el fallo en su contra.

El prelado dejó trascender en este sentido su malestar por la aparición en una carta que el sacerdote publicó en su blog, en donde volvió a proclamar su inocencia y advirtió a quienes lo acusaron "en vano" que les espera "el juicio final". De avanzarse en una sanción canónica, a Von Wernich se le impedirá que aun preso celebre misas o imparta el bautismo, el casamiento o

la confesión, sacramentos a los que todavía está habilitado.

El Código de Derecho Canónico prevé sanciones que van desde la suspensión de por vida en el ejercicio del ministerio sacerdotal hasta una poco habitual excomunión -aunque no se descarta en este caso- por las faltas graves que incurrió el sacerdote.

Fuentes religiosas anticiparon que el delito de partícipe necesario en 31 casos de torturas es el que más pesará al momento de aplicarle una sanción eclesiástica a Von Wernich, ya que esa práctica -sea moral o física- es considerada "pecado grave o mortal". El Magisterio de la Iglesia es claro en este sentido, ya que asimila la tortura al homicidio y por consiguiente una violación al mandamiento "No matarás". (Guillermo Villarreal, DyN)


Comentarios


Postergó la Iglesia una sanción al cura Von Wernich