Precios de la canasta navideña ya subieron un 34%

El relevamiento fue realizado en supermercados de Buenos Aires. La consultora Ecolatina advierte que "los salarios corren detrás de los precios".



#

Con el boom del consumo de cara a las fiestas de fin de año, los precios se disparan.

La consultora Ecolatina expresó ayer que “los salarios comienzan a correr detrás de los precios”, mientras la organización Consumidores Libres advirtió que la canasta navideña registra incrementos en sus productos de hasta el 60 por ciento respecto al 2006.

En este contexto, las familias se endeudan cada vez más para pagar bienes y servicios. Según un estudio privada, cada hogar con acceso al crédito adeuda 7.493 pesos (ver recuadro).

Consumidores Libres aseguró que los productos que se consumen en las fiestas experimentaron ya una suba promedio del 38,43% contra el año anterior.

El relevamiento realizado en los supermercados Coto y Plaza Vea, y centros de abas

tecimiento de los barrios porteños de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya, advierte sobre un aumento del 62,8% sobre el valor de la banana Brasil, a 3,5 pesos por kilo.

El listado también es encabezado por la sidra, budín y champagne (Ver infograma).

Según la entidad, el muestreo “permite llegar a porcentajes reales en las variaciones”.

Por otro lado, la consultora Ecolatina, presidida por Alberto Paz, sostuvo en su último informe que “los salarios comienzan a correr detrás de los precios” y manifestó que “la inflación puede condicionar el consumo privado”.

Según la consultora -fundada por Roberto Lavagna-, “la administración de Cristina Fernández de Kirchner se enfrenta a un escenario de menor incremento de las cantidades y presiones inflacionarias persistentes”.

“El consumo, el motor de los últimos dos años, también peligra cuando se expone a tasas de inflación en torno de 20% anual y de alrededor de 30% en alimentos”, expresó el estudio privado.

Los especialistas de Ecolatina sostienen que “el menor dinamismo de los ingresos reales implica eventualmente una disminución en el ritmo de expansión del consumo; más aún, el impacto es mayor en los sectores de menores ingresos pues los precios que registran los alimentos y bebidas crecen a un mayor ritmo”.

Por ello, consignaron además que “a futuro el gobierno (electo) no puede seguir estimulando la demanda vía gasto sin comprometer el superávit primario -vital en un contexto mundial de escaso financiamiento-.

(DyN y Redacción Central)


Comentarios


Precios de la canasta navideña ya subieron un 34%