Premian a economista que alertó sobre la crisis

Paul Krugman recibió el premio de la Academia sueca "con sorpresa". Destacaron sus análisis sobre el comercio global y la cooperación. Fustigó las políticas de Bush. La crisis es "aterradora" y durará, dijo.



ESTOCOLMO (AFP/ DPA) – El estadounidense Paul Krugman, un especialista de los intercambios comerciales y defensor de la globalización pero muy crítico del neoliberalismo y de la administración Bush, ganó ayer el Premio Nobel de Economía.

Krugman, de 55 años, elaboró una teoría que integra los efectos de los intercambios comerciales y la globalización y los factores que determinan los procesos de urbanización a escala planetaria. (ver aparte)

Profesor en la Universidad de Princeton, y conocido por sus críticas virulentas como editorialista del diario “The New York Times” contra la política económica del presidente George W. Bush.

Al conocer la decisión del comité Nobel, el laureado dijo que el galardón “es muy gratificante” y que le llevará “varios días” evaluar su significado. Al enterarse, “me día una rápida ducha y llamé a mi esposa y a mis padres para comunicarles la noticia”, relató.

Sobre la actual crisis financiera internacional, Krugman dijo: “Esto es aterrador. Yo también estoy muy asustado, y lo estoy hoy (por ayer) después de las positivas decisiones europeas del fin de semana y del viernes”.

Krugman se refería a las medidas adoptadas el fin de semana por el G7 en Washington y los países de la eurozona en París. “Me alegro de que finalmente la política comience a tener sentido”, matizó. “Sufriremos una recesión, posiblemente larga, pero quizás evitemos un colapso financiero internacional”, pronosticó. También admitió que nunca imaginó la posibilidad de que el mundo experimente turbulencias tan similares a la Gran Depresión de los años 30.

La Real Academia exaltó su contribución para el análisis de los efectos de la globalización y el libre comercio.

Conocido crítico del neoliberalismo pero defensor de la globalización, Krugman defiende además la cooperación política y económica en lugar de la competencia agresiva.

Krugman es además un temido columnista que anticipó hace años la estrepitosa crisis de la economía estadounidense.

Ya en el primer mandato del presidente George W. Bush, Krugman lo fustigó desde su óptica liberal y keynesiana. Su principal argumento fue que el déficit acumulado por la Casa Blanca mediante el recorte de impuestos y el aumento del gasto público, sobre todo a causa de la guerra en Irak, eran insostenibles y llevaban a una crisis mayor.

En “La conciencia de un liberal” (2007), con estadísticas y cifras fustigó el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres. Su clarividencia le permitió anticipar unos meses la caída promedio de un 25% en los precios de los inmuebles en EE. UU. a causa de la crisis de sus financiamientos imprudentes. Autor de 20 libros, Krugman mantiene su propio blog en el “New York Times” (krugman.blogs.nytimes.com).


Comentarios


Premian a economista que alertó sobre la crisis