Premio a incumplidores



opinión

javier lojo jlojo@rionegro.com.ar

“Nuestra idea es premiar a los que cumplen, no a los incumplidores”. Con esta frase cerraba el ministro Gutiérrez una larga conversación que mantuvo con “Río Negro” hace sólo un par de semanas ante la consulta sobre una posible moratoria. ¿Qué es lo que determina el cambio de posición en los políticos cuando dicen una cosa y actúan de otra totalmente distinta? En este caso en particular, sin lugar a dudas, la respuesta está dada por la desaceleración que está sufriendo la economía y la falta de recursos que ya se siente en las arcas provinciales. La moratoria es el premio que recibe aquel que no paga sus impuestos. Aparece como alternativa cuando un gobierno no tiene la voluntad política de hacer frente a las reformas estructurales necesarias para equilibrar sus cuentas públicas. Es la salida fácil que no resuelve los problemas estructurales de una administración. Es, en definitiva, una mala señal para aquel contribuyente que mes a mes se acerca al banco a pagar sus tributos. Algún día la administración Sapag debería pensar en premiar a los ciudadanos cumplidores y sancionar a aquellos que eluden sus impuestos, aunque esto signifique asumir algún costo político para el gobernador.


Comentarios


Premio a incumplidores