Premio a un gran proyecto

Vélez volvió a ganar apoyado en sus juveniles y pocos pero muy efectivos refuerzos.



#

El Fortín consiguió su tercer título en cuatro manos, con Gareca.

Con Ricardo Gareca como su entrenador desde enero de 2009, el equipo de Liniers conquistó su tercer título en cuatro años. Tras los torneos Clausura de 2009 y 2011, se quedó con el Inicial de este año, acaso el más trabajado de todos. Fue el único capaz de hacer de un equipo de transición, un equipo campeón. Es que a mediados de años se fueron Barovero, Ortiz, Zapata, Augusto Fernández, el Burrito Martínez, David Ramírez, el juvenil Canteros y sólo llegaron Facundo Ferreyra y el colombiano Copete, con el cual no pudo contar durante un par de meses por una fractura. Vélez supo elegir: contrató a Ferreyra, que acababa de irse al descenso con Banfield e el joven delantero fue determinante: con 11 goles fue el goleador del torneo. El aporte de los chicos del club fue la otra pata que sostuvo el proyecto: Tobio, Bella y Cabral, tuvieron la posibilidad de consolidarse. Pero también se le dio pista a una hornada más juvenil: Peruzzi, Allione, Lucas Romero y Brian Ferreira. Este Vélez no fue un campeón de punta a punta, necesitó acomodarse, pero cuando tomó la punta, ya bastante avanzado el Inicial, en la fecha 14, no la soltó más. Sólo la compartió una jornada con Lanús cuando sufrió una inmerecida derrota contra Boca (0-1, en la fecha 16. Pero de ese golpe desestabilizador también salió entero, con una victoria sobre All Boys (2-1).


Comentarios


Premio a un gran proyecto