Preocupa otro enorme ciprés en medio de una calle

Está en calle Del Hurón al 5100 donde murió Ludmila Bejarano aplastada por otro árbol. Acusan a la falta de control e intervención municipal.



#

Los vecinos cuestionan la falta de control por los árboles en la calle. Foto: A. Leiva

EN EL MISMO LUGAR DE LA TRAGEDIA

En la calle Del Hurón al 5100, en el barrio Pinar del Lago, que está ubicado en la zona oeste de la ciudad aún no pueden creer lo que pasó esta semana cuando un ciprés de gran tamaño cayó y mató a Ludmila Bejarano, quien estaba a bordo de un Renault Clio en el acceso a su domicilio.

El ciprés caído fue cortado y retirado al día siguiente de la tragedia. Pero a pocos metros hay otro ciprés de similares características que permanece en el medio de la calle Del Hurón. Sin embargo, vecinos del barrio indicaron que nadie de la municipalidad se acercó a inspeccionar en qué estado se encontraba ese árbol.

El vicepresidente de la junta vecinal, Jorge Héctor Gómez, dijo a “Río Negro” que pedirán a la municipalidad que retire ese árbol “porque ahí donde está es un peligro”. Dijo que desde mañana iniciarán los trámites necesarios para que lo saquen de esa calle.

Lamentó que nadie de la municipalidad se haya acercado hasta el lugar donde ocurrió el dramático suceso con Ludmila, quien murió el martes por la tarde cuando cayó el árbol sobre el Renault Clio en medio de un temporal de fuertes ráfagas de viento.

La chica tenía 20 años y había salido de su casa porque se iba a trabajar en una tienda que está ubicada en el centro de Bariloche.

La madre de la chica, Viviana Barroso, difundió por facebook un mensaje sobre el drama que vive.

Recordó que su hija estaba llena de proyectos e ilusiones. “El 21 de enero exactamente a las 15:15 horas la mató un ciprés antiquísimo de 25 metros de altura aplastándola dentro de su auto parado en la puerta de mi casa, un ciprés inservible en el medio de una calle con casas alrededor donde habita muchísima gente y transitan muchos autos”, señaló Viviana.

“Un ciprés sin controles necesarios para poder permanecer ahí, sus raíces cortas no pudieron resistir el viento, el árbol más grande de la cuadra fue el único que cayo sobre mi hija que la mató, con la cuál estaba hablando por teléfono conmigo de su futuro trabajo, entrar a la AFIP”, relató.

“Esto para mí no va a quedar impune voy a tomar todas las medidas necesarias para que un ciprés plantado en medio de un barrio lleno de construcciones donde las raíces no podían explayarse más hacia los costados por las construcciones, y no medían más de 30 cm, no mate más a nadie”, afirmó.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Preocupa otro enorme ciprés en medio de una calle