Preocupaciones de Huiliches

La preocupación más inmediata de los vecinos y de la comisión vecinal del barrio Huiliches es solucionar los problemas que se observan en el predio conocido como la chacra 122. El estado en el que se encuentra es de total abandono: por todas partes se puede encontrar basura, desechos domiciliarios, escombros, chatarra, animales muertos, arbustos, malezas, más la proliferación de arañas, roedores y cucarachas, entre otras cosas.

Es un terreno de grandes dimensiones que se encuentra entre las calles Collón Cura, Rufino Ortega, Antártida Argentina y Salto Grande. El presidente de la vecinal, Milton Henríquez, mencionó que es un lugar que los tiene muy angustiados porque "es una vergüenza el estado en el que está, es imposible de habitar, el cambio de clima potencia las enfermedades y el estado anímico de los vecinos que viven en las inmediaciones".

El vecino manifestó que todas las familias que viven cerca del lugar tienen derecho a vivir dignamente y es imposible frente a un terreno que por todas las cosas que se depositan se convirtió en un foco de inseguridad e infeccioso por la cantidad de enfermedades que producen. Henriquez elaboró una nota en la que solicitan a la municipalidad que "arbitre los mecanismos necesarios, legal y técnicos para proceder a la apertura de las calles e iluminar las mismas".

Otro de los reclamos que pregona el presidente de la vecinal es la jerarquización de las autoridades vecinales. Todo surgió cuando hace unos días alguien ajeno a la conducción del barrio cerró un playón que le pertenecía al barrio. Henriquez denunció que la orden de fue dada desde el Consejo de Educación de la provincia, ya que el predio está al lado de una escuela secundaria.

"A nosotros nadie nos avisó nada, nos pasaron por arriba, no nos tienen en cuenta como autoridades vecinales, no nos respetaron, es realmente una usurpación", recalcó Henriquez. "Creo que se debe cambiar el rol que tienen los vecinalistas hoy por uno que los ponga a la misma altura que cualquier funcionario municipal", añadió.

Y la basura en distintos sectores de la barriada es otro de los problemas."Queremos que la comuna nos asigne una cuadrilla de operarios a los que les pagaríamos por la limpieza de veredas y baldíos del barrio". (AN)

Se olvidaron de los atenuadores

“Se olvidaron de construir badenes y ahora estamos en riesgo permanente”, así definió la situación que viven los vecinos que residen en las calles Ameghino y Amancay del barrio Santa Genoveva. Las familias del sector denunciaron que cuando asfaltaron esas calles hace poco tiempo omitieron construir atenuadores de velocidad, “los autos circulan por la calle Amancay, que es la que baja, a altas velocidades en una zona tranquila donde hay una escuela y los chicos juegan en la calle”, explicó Graciela Oyarzábal. En el barrio piden a “las autoridades municipales que tomen cartas en el asunto para así evitar este problema que podría llevarse injustamente una vida”, expresó la vecina. (AN)

 

EMPEDRADO

Baldíos

La municipalidad anunció que comenzará a infraccionar a los propietarios de terrenos baldíos que se encuentren con basura y malezas, en un estado de completo abandono. Está vigente una ordenanza que establece que los terrenos baldíos deben contar con el cerco y estar libres de residuos y malezas. Además, la normativa exige que los lotes que cumplan con esta obligación pero que están sobre calles asfaltadas, deben contar con la vereda reglamentaria. La multa estipulada para una infracción por falta de limpieza asciende a 2.000 pesos. (AN)

 

CONTACTO

“Río Negro” pone a disposición de los vecinos una línea telefónica y un correo electrónico para que denuncien problemas de infraestructura o servicios: 449-0924 barriosnqn@rionegro.com.ar


Comentarios


Preocupaciones de Huiliches