Presencia virtual, música real Víctor Mendoza, infaltable

Un video sirvió para repasar la historia del festival. Gilmar Goulart y la Camerata le sumaron emoción.



#

Y Víctor lo hizo de nuevo. El querido músico mexicano era, hasta el viernes a la noche, el gran ausente de este V Festival Internacional de Percusión de la Patagonia, por eso no se le podía negar a la audiencia un poco de su calor y gracia caribeños. El público, que había llegado para escuchar a la Camerata de Cuerdas de la Fundación, se llevó una gran sorpresa: Víctor había mandado, a través de un video, saludos y abrazos para el público presente y los amigos entrañables. Sentado a un piano, dedicó el tema

MARTIN VALBUENA

OSCAR ALBRIEU ROCA

ROCA (AR).- Otra intensa jornada se vivió el viernes en la Fundación Cultural Patagonia. Con la presencia destacada de la Camerata de Cuerdas de la Fundación, en esta oportunidad, y a sala llena, se pudo apreciar la adaptación y la diversidad de lenguajes que permite la música a la hora de complementarse.

Pasadas las 22 y en un marco ideal para una noche fría, el concierto comenzó con las infaltables palabras de apertura del maestro Angel Frette para presentar dos videos. El primero, un compilado de lo mejor de los cuatro años del Festival Internacional de Percusión de la Patagonia, y el segundo, una joyita para no perderse. La aparición de Víctor Mendoza saludando a todos los presentes, amigos,

músicos y autoridades de la Fundación. Luego de un caluroso aplauso, subió al escenario el brasileño Gilmar Goulart, para hacer un solo de marimba. Inmediatamente el público recibió a la Camerata de Cuerdas de la Fundación, que junto a Gilmar, produjeron uno de los momentos más emocionantes de la noche. Luego de un intervalo, reapareció la Camerata, en esta oportunidad, para estrenar una obra del músico y profesor del (IUPA) Juan Pablo Simoniello, que consta de cinco partes. Para ese entonces poblaban el escenario, un piano, 10 violines, bandoneón, violoncelo, cuatro percusionistas, y por supuesto, la presencia enorme del director de la Camerata, Fabrizio Danei.

Agradecimientos a Simoniello y a Guillo Espel, terminaron de coronar una noche especial. El esperado cierre, contó con la participación del brillante marimbista Angel Frette, que a pesar de seguir rengueando, su capacidad y talento, se encargaron de que eso no se notara.


Comentarios


Presencia virtual, música real Víctor Mendoza, infaltable