Presiona el gobierno para que baje el precio de la manzana

Los valores están 30% por encima de los del año pasado. Sancionarían al sector de no bajar las cotizaciones.



#

Tenía que pasar.

Era algo políticamente previsible. El gobierno hace poco fue por la carne, luego por los lácteos y el trigo y ahora va por la manzana. En una tensa reunión, esta semana el secretario de Comercio Interior de la Nación, Guillermo Moreno, intimó a los empresarios frutícolas de la región para que el precio de la manzana vuelva a los niveles de julio/agosto, caso contrario el gobierno tomará medidas para ello.

Del sector de los empresarios estuvieron casi todos presentes en este encuentro. Ejecutivos de Expofrut, Moño Azul, PEA, Salentein y PAI, entre otros, sólo atinaron a decir frente a esta amenaza oficial que “se pondrán a estudiar el tema para que los precios no sigan subiendo” a lo que en forma inmediata el funcionario contestó con firmeza: “Me parece que no entienden, quiero que los precios bajen no que dejen de subir”

La reunión finalizó a los pocos minutos con un apretón de manos entre los hombres de gobierno y los empresarios y un con un falso intercambio de sonrisas entre los allí presentes (ver más información en recuadro aparte). Para Moreno, los precios de la manzana están subiendo más de lo que puede soportar el IPC de aquí a fin de año. Y tiene razón. Una buena Red Top en una góndola de supermercado (en zona ABC1) hoy cotiza por encima de los 4 pesos el kilo, es decir un 30% más de lo que costaba a esta misma fecha del año anterior un kilo de esta misma manzana.

Datos consignados por el Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) muestran la misma tendencia. El precio promedio mayorista para la manzana en agosto se ubicó en 1,52 pesos por kilo, valor que representa un 27% más que el consignado para este mismo mes del 2005. El cierre de setiembre muestra proyecciones con valores promedios en este mismo mercado del orden de los 1,65 pesos por kilo, un 30% más que lo consignado el año pasado. ¿A qué se debe está significativa suba?

En primer lugar porque hay una demanda mucho más activa en el mercado, que paga precios altos sólo por lo que es de calidad. Por el resto no. En segundo lugar porque en estos últimos meses las empresas de la región regularon la salida de manzana de las cámaras especulando con una suba de precios importante, tal como hoy se da en el mercado. En los meses agosto-setiembre de este año salió un 30% menos de manzana desde la región al mercado interno respecto del mismo período de 2005. Y esto repercute sobre los precios. Las estadísticas del comercio de peras muestran esta misma tendencia. Precios al alza con menores volúmenes en estos dos últimos meses.

Desde la salida de la Convertibilidad hasta ahora, las empresas que trabajaron el mercado interno con una mínima estrategia comercial han obtenido muy buenos resultados con la fruta que se destinó al mismo. Hoy es un momento de cambio. Ante la intervención del gobierno en el mercado, deberá existir una reacción inmediata de las empresas para poder minimizar sus pérdidas. Si esto no se entiende, muchos son los millones de pesos que no volverán a la región.

 

GANADORES Y PERDEDORES

Para muchos es un hecho que las sanciones de Moreno llegarán, tarde o temprano, a la actividad. Por un lado, porque políticamente el gobierno estimula este tipo de actitudes, ponderando la conducta de un ‘Estado Rector’ al considerar que esta actitud le suma votos. Por otro lado, porque no hay posibilidad alguna de que las empresas se pongan de acuerdo para bajar precios en los tiempos que exige el Ejecutivo. Este actitud de fijar un precio de venta terminará nivelando para abajo toda la actividad.

Quienes tengan fruta de calidad y hayan guardado en las cámaras de atmósfera controlada la manzana para llegar con buenos precios a esta etapa del año, verán complicadas sus ventas. Por otra parte, aquellas empresas que tienen altos volúmenes comprometidos con los supermercados estarán también en problemas, ya que éste es el canal sobre el que mejor control tienen los inspectores de Moreno.

Es más, una de las más importantes cadenas del país ya se reunió cerca del fin de semana con una empresa regional para condicionar la compra de manzanas a los nuevos precios que exige Comercio Interior.

Estarán en una mejor posición aquellas empresas de poco volumen y baja calidad que orientan la mayor parte de su oferta a mercados marginales de Capital Federal, GBA e interior del país.

En definitiva, quienes intentan hacer las cosas relativamente bien para poder diferenciarse con un producto de calidad para el consumidor, terminan pagando un alto costo por ello.

“Esto es lo que se llama falta de seguridad jurídica. Y después el gobierno quiere estimular a los inversores para que coloquen sus fondos en el país. ¿Cómo pretende que alguien ponga un peso si todos los días le cambian las reglas de juego?”, protestó un operador de fruta regional al ser consultado por el tema. El jueves los empresarios reunidos en la CAFI debatieron cómo hacer frente a esta nueva ofensiva del gobierno.

El encuentro duró varias horas y fueron muchas las propuestas que intentaron esbozarse para salir de la crisis que se avecina. Desde llevar la fruta de alta calidad y valor al interior, fuera de la mirada de Moreno, hasta aumentar la oferta de manzana anticipando la apertura de cámaras para ver si esto puede llegar a presionar sobre los precios. La mayor parte de los ejecutivos allí reunidos eran conscientes de que cualquier medida que se quiera llevar a cabo a partir de ahora pocos efectos podrá tener en el mercado.

Los más pesimistas aseguran que las cartas ya están tiradas. Las sanciones llegarán de una manera u otra, ya que el gobierno tomó la decisión política de aplicarlas. En la otra vereda, los más optimistas aseguran que la Secretaría de Comercio hoy no tiene la capacidad de intervenir un mercado de las características del frutícola, altamente atomizado y con un alto porcentaje de lo comercializado en negro en algunas de sus etapas.

Ni unos ni otros. La realidad muestra que a esta nueva ofensiva hay que combatirla con inteligencia. Habrá que ver cuál es la nueva jugada de los empresarios. Esa carta es la que está esperando tener en sus manos Moreno en la próxima reunión. (J.L.)

 

Toda la información en Suplemento RURAL 


Comentarios


Presiona el gobierno para que baje el precio de la manzana