Presos de La Tablada están más cerca de la libertad

Ahora todo depende de los montos de penas que fije el presidente.



El presidente Fernando de la Rúa conmutará hoy las penas impuestas hace once años a los autores del ataque al cuartel militar de La Tablada, pero la libertad de los presos, que llevan 116 días en huelga de hambre, dependerá de los montos que fije el jefe de Estado y del tiempo cumplido en prisión por cada uno de los condenados.

“Delo por hecho. Seguramente van a estar todos mañana”, afirmó ayer en Casa de Gobierno el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, al referirse a los decretos que el presidente se dispone a rubricar, y entre los cuales figura la conmutación de penas a los detenidos por el ataque al regimiento de La Tablada, perpetrado el 23 de enero de 1989.

Por su parte el ministro de Justicia y hermano del presidente, Jorge de la Rúa, salió a aclarar que el Gobierno no actúa bajola presión del prolongado ayuno que realizan los presos y explicó que “en ninguno de los casos la reducción (de penas) será de un monto que implique la libertad inmediata” de los presos.

Al margen del beneficio que el presidente otorgará por decreto a la mayoría de los condenados quedarían el ex jefe guerrillero Enrique Gorriarán Merlo y su mujer, Ana María Sívori.

Es que Gorriarán, que ha permanecido prófugo por décadas, fue apresado en México y extraditado a la Argentina para ser sometido a juicio recién en 1997, junto a Sívori. Por eso, las condenas a la pareja fueron apeladas ante la Corte Suprema, que las dejó firmes: el ex jefe guerrillero purga reclusión perpetua más accesorias, mientras que la mujer cumple 18 años de cárcel.

En cambio, los presos condenados a prisión el 5 de octubre de 1989, o sea nueve meses después del copamiento al cuartel, tuvieron vedada la posibilidad de apelar las sentencias ante un tribunal de alzada. Y, si el presidente De la Rúa reduce las condenas a, por ejemplo, veinte años, la mayoría saldría en libertad. La situación podría dificultarse para Roberto Felicetti, que purga reclusión perpetua más accesorias, y tiene antecedentes penales.

En cualquier caso, el Tribunal Federal Oral 2 en lo Criminal de San Martín deberá disponer la libertad o no de cada uno de los beneficiarios del decreto presidencial, ya que tiene a su cargo la ejecución de las condenas con la sola excepción de los casos de Gorriarán y Sívori, que están a disposición de la Cámara de Apelaciones de ese departamento judicial.

La decisión presidencial permitiría cumplir en parte con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que desde 1997 reclama una segunda instancia judicial y una reparación para los condenados en 1989.

La medida, empero, ya ha generado reacciones de descontento de uno y otro sector: el abogado Rodolfo Yanzón, defensor de los presos, dijo que pretenden “la libertad de todos” y el teniente coronel (R) Emilio Guillermo Lani, que perdió un ojo y la audición de un oído en el ataque, expresó sentirse “absolutamente burlado”.

(DyN e Infosic)

Ruckauf no cuestiona la decisión

El gobernador bonaerense Carlos Ruckauf afirmó ayer que no cuestionará la decisión de De la Rúa de conmutar las penas a los pesos de La Tablada, al sostener que no quiere “inmiscuirse” en las determinaciones adoptadas por el jefe del Estado.

“No va a encontrar en mí a un crítico en ese tipo de decisiones”, enfatizó el mandatario bonaerense al requerírsele una posición en torno de la actitud asumida por De la Rúa.

Por otra parte, el teniente coronel (R) Emilio Guillermo Lani, quien participó de la represión oficial al ataque terrorista al cuartel de La Tablada en enero de 1989, dijo que se siente “francamente un idiota” y se verá “absolutamente burlado” si De la Rúa firma un decreto de conmutación de penas.

En ese marco, Lani quien perdió un ojo y la audición de un oído como consecuencia de las graves heridas recibidas en su accionar en el operativo de recuperación del cuartel militar, anunció que devolverá “la condecoración” que recibió del gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín por su actuación en “defensa de las Instituciones”.

A su vez, el ex coronel carapintada Mohamed Alí Seineldín, quien cumple cadena perpetua por haberse levantado en armas durante el actual período democrático, se manifestó “totalmente en contra” de una conmutación de penas para los presos de La Tablada y denunció que el ex presidente radical Raúl Alfonsín estuvo detrás de ese ataque. (DyN)

De la Rúa rechazó la renuncia de Nilda Garré

La viceministra del Interior, Nilda Garré, le presentó ayer su renuncia al presidente Fernando de la Rúa por la polémica que provocaron sus manifestaciones en contra de algunos ascensos militares impulsados por el propio gobierno, pero fue ratificada en su cargo por el primer mandatario.

No obstante, De la Rúa reprendió a la funcionaria y le advirtió que “como integrante del Poder Ejecutivo debía observar la unidad de criterio del gobierno como conjunto y no interferir en las acciones de otras áreas”, de acuerdo a un comunicado de la Presidencia de la Nación. El jefe de Estado también le señaló a la viceministra del Interior el “efecto negativo” que provocó la carta que envió a los senadores criticando el ascenso de algunos militares.

“Sin embargo y atento a sus explicaciones, el presidente rechazó su renuncia y le pidió que continuara en funciones respetando los antedichos criterios”, según se informó oficialmente, tras la reunión donde Garré le dio explicaciones al primer mandatario. (DyN)


Comentarios


Presos de La Tablada están más cerca de la libertad