Presos usaron colchones para armar sogas



ROCA (AR).- Los nuevos colchones ignífugos entregados a un grupo de internos de la cárcel de Roca -especialmente diseñados para evitar incendios- duraron apenas diez días.

Durante una requisa se detectó que varios elementos habían sido utilizados para elaborar sogas, presuntamente para utilizarlas en futuras fugas.

El caso salió a la luz el sábado cuando el personal del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) efectuó una requisa en el pabellón 3 de la ex alcaidía. En medio de las actuaciones, se detectó que al menos cuatro de los colchones habían quedado prácticamente sin el forro protector, por lo que comenzaron a averiguar dónde había quedado la tela.

El propio titular del Establecimiento Penal, Héctor Almirón, confirmó que el material ya había sido transformado en firmes sogas de varios metros, que iban a ser utilizadas por los internos para concretar una futura fuga. En el sector también se encontraron "facas" que estaban escondidas en el interior de un equipo musical y teléfonos celulares.

"Efectuamos varias requisas a la espera justamente de evitar la fuga de los internos. Y las sogas que se elaboran resultan indispensables fundamentales para la personas que intentan llegar a la parte superior de los muros perimetrales", dijo Almirón, quien aseguró que con este tipo de medidas intentan evitar las evasiones.


Comentarios


Presos usaron colchones para armar sogas