Presos y penitenciarios de la U11 solidarios con Julieta





NEUQUÉN (AN).- Presos y penitenciarios de la U11 realizaron un trabajo solidario para colaborar una nena de 2 años que sufre de parálisis cerebral y tiene que viajar a China para hacerse un tratamiento de células madre. Julieta Santibáñez nació muerta el 12 de agosto del 2011 producto de una hipertonia uterina. Los médicos la reanimaron y quedó en coma. Al tercer día los profesionales la volvieron a declarar muerta. Sus padres, Paola Benavídez (32) y Rodrigo Santibáñez (33), ingresaron a la sala de neonatología para despedirse y se produjo un milagro. “Cuando nos dieron esa noticia entramos a neonatología y le cantamos acariciándola: ‘que linda manito que tengo yo, chiquita y bonita que Dios me dio’ y ella milagrosamente revivió. Desde ese momento viene batallando día a día contra su enfermedad”, contó emocionada la mamá. Clínicamente Julieta tiene diagnosticado parálisis cerebral y desde su nacimiento a la fecha no mueve las manos ni las piernas y se alimenta mediante una sonda nazogástrica. Acude casi a diario a terapia de estimulación temprana y sus padres recorrieron todo el país buscando un tratamiento para que su hija recupere la motricidad. “A nivel nacional agotamos todas las alternativas y lo único que nos queda es acudir a Pekín, China, a la clínica del doctor Wu donde se hace un tratamiento de células madre”, detalló el papá. El tratamiento dura alrededor de un mes y medio donde mediante punción lumbar le inyectaran a la pequeña células madres. Esta técnica tiene un costo de 60.000 dólares por lo que la familia inició hace un año una campaña para reunir dinero entre ellas juntan tapitas plásticas además de realizar eventos. La recicladora que les paga por las tapitas les ofrece un mejor precio si vienen seleccionadas por lo que la familia de Julieta solicitó colaboración a la Unidad de Detención 11 que asumió el compromiso solidario de poner a presos y penitenciario a separar tapitas. Ayer le entregaron a las familias casi un centenar de bolsas llenas de tapitas ya seleccionadas y lista para entregar a la recicladora. Paola agradeció a las autoridades de la U11 y contó a “Río Negro” que todavía les resta conseguir 80.000 pesos más para el tratamiento y los pasajes a China que tienen un costo de 85.000 pesos cada uno. “Tenemos que viajar nosotros con nuestros tres hijos porque no tenemos con quién dejarlos”, aclaró la mujer. Todos los que quieran colaborar pueden tomar contacto con Paola al 0299-154237772 o con Rodrigo al 0299-154112762.

A la nena le tienen que hacer un tratamiento que cuesta 60.000 dólares.


Comentarios


Seguí Leyendo

Presos y penitenciarios de la U11 solidarios con Julieta