Presunto contrabando de combustible en Viedma

En un procedimiento ordenado por la Justicia Federal se habría comprobado la existencia de más de 12.000 litros de gasoil de la zona eximida de impuesto en una estación de servicios local.





VIEDMA (AV)- Por el presunto delito de contrabando de combustible fueron clausurados ayer surtidores de una estación de servicios de Viedma. Además fueron allanadas dos de las tres expendedoras inspeccionadas en esta capital, que pertenecen a Pedro Pérez. Al cierre de esta edición la Federal detuvo un camión Scania (dominio UKM 878) que sería del mismo empresario, cuando retiraba combustible de la estación de Laprida y 25 de Mayo.

Fuentes consultadas desvincularon estos operativos del secuestro realizado San Antonio de un camión de Viarse con nafta exenta de impuesto.

En una de las estaciones de servicios, ubicada en la ruta Nº 3 a las afueras de esta ciudad se habría detectado un tanque con más de 12.000 litros de gasoil destinado a la zona eximida de impuestos (al sur de la ruta 23), donde el precio es mucho más económico. Por ello se dispuso la clausura de cinco surtidores y tres bocas de depósito de esa expendedora. En tanto la otra ubicada en la céntrica intersección de Alvaro Barros y Tucumán, propiedad al igual que la anterior de Pedro Pérez, fue también allanada por orden de la jueza federal de esta capital Mirta Filipuzzi. De ambas se secuestró documentación pero en esta última dieron resultado negativo las pericias realizadas para detectar si el combustible allí almacenado contenía el trazador que identifica a los exentos del impuesto.

En la estación de servicio de la zona céntrica se mantuvo demorado un camión cargado con nafta a la que también se le realizaron las pruebas que habrían determinado que el combustible era el autorizado para ser comercializado en esta zona.

Los operativos de inspección fueron realizados en forma conjunta por personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos -Afip- de Neuquén y Viedma y efectivos de la Policía Federal, bajo el mando del inspector Alejandro Giovine.

Desde la delegación policial nacional sólo se informó que los controles respondían a una «orden de la superioridad» y que eran rutinarios. Las inspecciones comenzaron en la mañana en la estación de servicios ubicada en el Cemat, a la vera de la ruta nacional Nº 3 pero en la zona del Idevi. Allí el trámite de control no arrojó datos llamativos.

Luego se continuó por la expendedora que se levanta en uno de los ingresos a esta ciudad, donde se detectó que en uno de los tanques con capacidad superior a los 20.000 litros el gasoil almacenado correspondía a la zona exenta de impuesto -no autorizado para ser comercializado en Viedma-. Esta determinación pericial generó la intervención de la Justicia Federal que ordenó allanar esas instalaciones y hacer lo mismo en la otra estación de servicios en el radio céntrico .

Los allanamientos y consecuentes clausuras de surtidores causaron preocupación en el empresario viedmense y en gente allegada, que se presentó en el lugar, entre los que se pudo observar a un efectivo de la Policía de Río Negro que según trascendió cumpliría algún tipo de función en las estaciones de servicios de Pérez.

La Justicia Federal investiga ahora cómo llegó a la estación de servicios el combustible destinado exclusivamente a la zona exenta de impuesto y en este marco los posibles responsables.

El empresario solicitó una contraprueba del gasoil

El abogado del empresario viedmense Pedro Pérez pidió una contraprueba del combustible analizado que generó la clausura de algunos surtidores.

Jorge Cámpora adelantó a «Río Negro» que otra prueba pedida a una estación de servicio de Bahía Blanca sobre el mismo gasoil extraído por técnicos de la AFIP dio un resultado diferente. La pericia realizada en el marco de esa inspección detectó que el combustible almacenado en una de las tres estaciones de servicio de Pérez correspondía a la zona de exclusión de impuestos, motivo por el cual la jueza federal dispuso clausurar algunos surtidores y bocas de expendio.

Cámpora aseguró que en la tarde de ayer otra prueba encargada por el empresario viedmense a Bahía Blanca sobre el gasoil extraído del mismo tanque analizado por la AFIP arrojó que «no corresponde a la zona eximida de impuesto». Por esta razón el letrado pidió a la jueza federal Mirta Filipuzzi la realización de una nueva prueba sobre el mismo combustible.

Además Cámpora adelantó que presentará una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público contra el comisario a cargo de la delegación Viedma de la Policía Federal, Horacio Romero, y el oficial inspector Edgardo Acenato por haber impedido que la estación de servicio de Alvaro Barros y Tucumán funcionara normalmente entre las 9 y las 12 de ayer. «No estaban habilitados para hacerlo» señaló, al tiempo que argumentó que la orden era de verificación y sin dificultar el normal funcionamiento de las operaciones comerciales del lugar. Adelantó que reclamará también reparación por daños y perjuicios ocasionados.

La ley nacional Nº 23966 sancionó con uno a seis años de prisión y multa a quien «diere a combustibles líquidos exentos de impuestos, un destino, tratamiento o aplicación diferente que aquel que hubiere fundado el beneficio fiscal». (AV)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Presunto contrabando de combustible en Viedma