Prevén un 2014 con más inflación y menos empleo

“No queda otro remedio”, advierte la consultora Economía y Regiones.



PERSPECTIVAS

Las expectativas económicas para 2014 son de “más inflación y menos empleo” en la medida que el Gobierno no ataque el déficit fiscal ni reduzca la emisión monetaria, sostuvo la consultora Economía y Regiones (E&R).

“La elevada y sostenida inflación está matando al empleo”, señaló la entidad, luego de repasar la correlación entre ambas variables desde 2003.

En consecuencia, precisó que “hay que bajar la inflación a un dígito para tener oportunidad de volver a crecer y generar empleo sustentable en el largo plazo”.

No obstante, advirtió que “en la actualidad, las expectativas de inflación son racionales y tienen en cuenta el frente fiscal, monetario y cambiario, por ende bajarán sólo si se ataca el déficit fiscal y se reduce la emisión monetaria”.

“Sin embargo, nada de esto está sucediendo”, ya que “no hay ajuste fiscal” y “más allá de los esfuerzos del BCRA, la dominancia fiscal aumentaría en 2014 y por ende las expectativas de inflación serían crecientes”, indicó E&R.

La consultora añadió al respecto que “el tipo de cambio es un precio más de la economía, por ende también subiría”.

“En este contexto, no queda otro remedio, hay que esperar más inflación y menos empleo en 2014”, concluyó.

Para E&R, “las elevadas tasas de crecimiento y la reducción de la tasa de desempleo fueron activos del modelo K”, al punto que en los primeros cinco años de la gestión kirchnerista la tasa de desempleo cayó del 20,5 por ciento en el primer trimestre de 2003 al 7,3 por ciento en el cuarto de 2008.

Pero a partir de entonces “la tasa de crecimiento del nivel de PBI se redujo marcadamente” y en forma simultánea “la tasa de desempleo permaneció casi estancada en los últimos 5 años y se ubica en 7.1% en el primer trimestre de 2014”, en tanto “la inflación aumentó sostenidamente de 3.7% (2003) a 31% (2013)”.

Para 2014, E&R señaló que la inflación “tendría un piso de 35 por ciento”, pero que “dependiendo lo que haga el gobierno en materia fiscal y monetaria, lo más probable sería que la inflación fuese mayor al 35 por ciento”.

“Este modelo está basado en la aceleración inflacionaria. El crecimiento está motorizado por la estimulación de la demanda agregada mediante políticas fiscales y monetarias expansivas. Por consiguiente se crece y se baja el desempleo pero aceptando niveles crecientes de precios”, puntualizó la entidad.

El modelo tiene “efectos positivos” en la medida que “los agentes económicos prevén erróneamente la inflación”, como ocurrió entre 2003 y 2008.

Pero “ante la realidad de la suba de precios ‘delante de sus narices’, el público modifica sus expectativas y corrige sus previsiones de inflación correctamente, con lo cual la tasa de crecimiento se reduce, el desempleo aumenta y sólo ‘queda’ una mayor inflación”, sostuvo la consultora, en referencia a lo que ocurrió a partir de 2009.

En ese sentido, añadió que “la única forma de contener la suba del desempleo es gastando y emitiendo cada vez más de manera de someter a la economía a un proceso de aceleración inflacionaria que logre mantener la tasa de inflación permanentemente por encima de las expectativas de los agentes”.

“El problema es que este mecanismo tampoco es del todo útil: una vez que el proceso se repita varias veces, el público ‘comprenderá las reglas del juego’, anticipará correctamente la tasa de inflación, la economía dejará de crecer y el desempleo subirá”, aseguró E&R.

DyN


Comentarios


Prevén un 2014 con más inflación y menos empleo