Prevén un arsenal de obras con los bonos Ticafo

Una mitad para proyectos y la otra para pagar deudas.





Leonardo Petricio

NEUQUÉN (AN).- El gobernador neuquino Jorge Sapag firmó el proyecto de ley para la creación de títulos por 300 millones de dólares estableciendo que la mitad se destinará al pago de deudas que mantiene la provincia y el otro 50% a la realización de obras de infraestructura “social y productiva”.

Los bonos con los cuales Sapag realizará obras en toda la provincia entre 2013 y 2016 tendrán un plazo de ejecución de 12 años y “una tasa de interés que podrá ser fija o variable con pago de interés trimestrales, semestrales o anuales”, explica el proyecto.

Entre las obras previstas figura la construcción de hospitales, escuelas, salones de usos múltiples, comisarías, gimnasios, redes de agua potables, de cloacas, desagües, puestos sanitarios, puentes, redes de agua, adquisición de vehículos, construcción de veredas y planes de pavimentación en el interior de la provincia. De haber aprobación legislativa todo se hará en el período en el cual estarán abiertas las campañas políticas y posiblemente el debate por la posible re reelección de Jorge Sapag.

La iniciativa está en viaje a la Legislatura neuquina y partir de mañana será analizada por los legisladores para su aprobación, aunque en el Ejecutivo descuentan que tendrá el visto bueno del bloque del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y de sus aliados.

Los bonos se llaman Ticafo: Títulos de Cancelación de Deuda y Financiamiento de Obras y –según establece el proyecto, al que accedió “Río Negro”- podrán ser emitidos “en uno o más tramos y en una única oportunidad o través de posteriores reaperturas, para ser colocados en oferta pública en el mercado local o internacional por un monto total de hasta 300 millones de dólares estadounidenses o su equivalente en pesos u otras monedas al momento de su emisión”, explícita la iniciativa.

Los Ticafo tienen como garantía “los recursos provenientes de las regalías y del canon extraordinario de producción hidrocarburífera, conforme al régimen vigente o al que oportunamente se sustituya”, dice el texto de la ley, que consta de once artículos

“No a gastos corrientes”

La norma establece que el poder Ejecutivo neuquino “podrá utilizar 150 millones de dólares para ser destinados a los gastos, costos de la operación y al pago de amortización de la deuda pública, cuyos vencimientos operen a partir del 1 de enero de 2012 estándole vedada su utilización para solventar gastos corrientes”, expresa taxativamente el proyecto. Y luego añade que “los restantes 150 millones de dólares integrarán el fondo para obras de infraestructura social y productiva y financiarán la ejecución del plan de obras aprobado en la presente ley”.

Los montos de las obras “deberán contemplar las redeterminaciones de precios que pudieran establecerse a tenor de lo dispuesto por la normativa vigente como asimismo cualquier alteración de conformidad con lo nombrado en la ley 687 (artículo 8) y su reglamentación, o desfasaje económico o financiero que se produzcan y deberán ser afrontados con los fondos provenientes del financiamiento autorizado por la presente ley y hasta el monto consignado”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Prevén un arsenal de obras con los bonos Ticafo