“Primó el reclamo por lo institucional”



La analista Graciela Romer, directora de la consultora Romer y Asociados, sostuvo que en la marcha del jueves “primó el reclamo por lo institucional y fue lo que más unificó a un conjunto social muy heterogéneo”, que participó de la protesta con cacerolas, pancartas y sin distintivos partidarios. “Hay un sector de la sociedad que expresa su disconformidad en una doble vertiente: lo institucional expresado en la re-reelección y el estilo de gestión de la presidenta, que en la marcha se cruzó con el malestar por problemas cotidianos como la inseguridad y la inflación”, añadió ayer la consultora. “No estamos frente a un pueblo indiferente: hay un nivel de participación muy alto. La asistencia fue absolutamente heterogénea, mucho más amplia que en la anterior convocatoria del 13 de septiembre. Se amplió el número y el límite social”, dijo el analista Jorge Giacobbe, en comparación con una marcha realizada hace dos meses en la que predominaron sectores de clase media y alta. “La presidenta está perdiendo apoyo de un sector de clase media que la votó. No se logra el 54 por ciento de los votos sin ese apoyo. Parte de esos sectores estaban en la marcha, en la que había antikirchneristas y de derecha, pero también había progresistas”, detalló Romer. Giacobbe coincide que la presidenta ha perdido popularidad, del 60 por ciento al 34 por ciento, según sus estudios, “pero la sociedad no la empuja; existe una especie de frustración y desgaste por la duración de un ciclo de casi una década”. (AFP)


Comentarios


“Primó el reclamo por lo institucional”