Prisión en suspenso por estrellarle un chopp en la cara al barman

El fiscal de Cámara consideró que debía cambiar la acusación de desfiguración de rostro a lesiones leves.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los jueces de la Cámara Primera del Crimen le impusieron un mes de prisión en suspenso a José Luis Alcoba por el delito de lesiones leves, pese a que el acusado llegó a juicio imputado por lesiones graves por desfiguración permanente de rostro.

Ya en ocasión de presentar su alegato, el fiscal entendió que se trataban de lesiones leves, y los jueces acordaron con ese criterio en la deliberación posterior al debate, aunque ya debían ajustarse a esa calificación como máximo. El abogado querellante, en cambio, defendió la acusación inicial y pidió un año y medio de prisión en suspenso para el acusado de arrojar un vaso tipo chopp contra el rostro del encargado de la barra de un pub céntrico, porque interpretó que la desfiguración que sufrió la víctima es permanente.

El hecho ocurrió en la madrugada del 31 de agosto de 2003, aproximadamente a las 5, en una jornada donde se realizaba la elección a gobernador de la provincia y regía la veda alcohólica desde las 20 del día anterior. Pero tanto el fiscal Carlos López como el defensor oficial Gerardo Balog opinaron que esa madrugada hubo consumo de alcohol en el pub, y otro tanto expusieron los jueces en la sentencia, aunque la ingesta alcohólica no haya sido determinante.

La causa se inició por denuncia de agresiones verbales y físicas recíprocas entre la víctima y de Marcelo Cortez, quien resultó sobreseído durante la instrucción, pero llegó a juicio como imputado José Luis Alcoba, de 39 años.

La acusación refiere que el impacto del vaso le ocasionó un traumatismo y herida cortante en la frente a la víctima, de siete centímetros, causándole una deformación permanente en el rostro.

Al inclinarse por la figura más benigna, los jueces tomaron como doctrina la opinión de un jurista que sostiene que “el rostro se deforma cuando la simetría de sus líneas o el equilibrio de la fisonomía se cambian afeándolo, o sea, dándole una configuración antiestética perceptible por los demás”.


Comentarios


Prisión en suspenso por estrellarle un chopp en la cara al barman