Prisión en suspenso por lesiones y amenazas para Sandro Bonefoi

Golpeó a una mujer que rompió una bandera con una foto de su hijo



#

Archivo

El juez consideró que Juana Carola Alvarado fue agredida y amenazada por Sandro Bonefoi.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- El juez Correccional Gregor Joos le impuso un año de prisión en suspenso a Sandro Bonefoi (39) por golpear y amenazar con un arma de fuego a la esposa de un policía, a quien le adjudicó haber quemado una bandera con la foto de su hijo Diego, a quien dos meses antes había matado de un disparo el cabo Sergio Colombil. El magistrado rechazó el alegado “estado transitorio de incapacidad de sus facultades mentales”, que invocó el defensor de Bonefoi como causal de inimputabilidad, y consideró que si el móvil policial que auxilió a la víctima no hubiera interrumpido la agresión, “quizá estábamos tratando otros tipos penales”. La causa se inició por robo, lesiones y amenazas con arma de fuego, pero el magistrado no tuvo por probado el robo, porque al ratificar su denuncia la mujer no mencionó la sustracción de su teléfono celular, lo que sí reiteró ayer ante la audiencia, ni calificó las amenazas por el uso de arma de fuego, porque el arma nunca fue hallada. El hecho ocurrió a las 20:30 del 10 de agosto de 2010, cuando Juana Carola Alvarado y su sobrina Ana María Alvarado transitaban por la vereda oeste de la calle Onelli, y al llegar a la altura del domicilio de Sandro Bonefoi fueron interceptadas por él y otras dos personas, que les atribuyeron la quema de la bandera. También le imputaron a Bonefoi haber agredido a la mujer y tratar de arrastrarla hasta el interior de su vivienda para que brinde explicaciones a su esposa. La mujer logró escapar y refugiarse en una parada de colectivos, pero Bonefoi habría continuado con la agresión, hasta que Ana Alvarado pudo escapar y llamar a la Policía. Tanto la abogada querellante Nadine Caranci como el fiscal Eduardo Fernández sostuvieron la acusación por lesiones y amenazas, pero la primera pidió que le impongan un año y medio de prisión, y el juez Gregor Joos se inclinó por condenar al acusado a un año de prisión en suspenso, como lo había solicitado el fiscal. Para el magistrado no quedaron dudas de que la víctima fue lesionada y amenazada, y de la autoría de Bonefoi, que no probó el alegado estado de inconsciencia. Entiende, en cambio, que el acusado reaccionó ante la injusta agresión a la foto de su hijo “que no podemos calificar de menos que cobarde y claramente provocativa”, y aclaró que “la ira y el ofuscamiento no dan lugar a la inimputabilidad”.


Comentarios


Prisión en suspenso por lesiones y amenazas para Sandro Bonefoi