Prisión en suspenso por un robo en Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La declaración del policía que persiguió y detuvo a Rubén Andrés Torres luego de que un grupo de jóvenes destrozara la vidriera de un comercio y sustrajera una computadora, convenció al fiscal de Cámara Carlos López de que había participado en el robo.

Pero en atención al tiempo transcurrido y a su falta de antecedentes pidió que le impongan sólo tres meses de prisión en suspenso.

De acuerdo con la acusación fiscal, el episodio investigado se inició el 22 de marzo de 2001, a las 2.20, cuando un grupo de jóvenes rompió la vidriera del local comercial dedicado a la venta del servicio de televisión satelital, y se llevaron una computadora y otros elementos de valor.

 

Debate suspendido

 

La ausencia del principal testigo de cargo obligó a los jueces de la Cámara Primera del Crimen a suspender el debate el lunes, porque los jueces necesitaban escuchar las explicaciones del policía Darío Romano, que detuvo a Torres e instruyó el sumario, para que relate en qué circunstancias fue aprehendido el imputado, y qué elementos de juicio lo vinculaban con el hecho en análisis.

El acusado se negó a declarar, y el único testigo hasta ese momento era el remisero Wálter Painefil, quien trasladó en su auto a tres jóvenes y a la computadora robada, pero no había incriminado al sospechoso.


Comentarios


Prisión en suspenso por un robo en Bariloche