Procesado por amenazas y portación de arma





Archivo

VIEDMA (AV).- Víctor “Finito” Díaz fue procesado el 22 de junio pasado por los delitos de “portación de arma de uso civil sin autorización legal en concurso ideal con amenazas calificadas por el uso de arma”. Así lo aclaró el juez Correccional de esta capital, Juan Bernardi, en respuesta a la repercusión de lo ocurrido el domingo pasado en San Antonio Oeste, cuando Díaz apuñaló siete veces a su ex concubina, Paola Canario, y al hermano de la mujer, tras más de un año de agresiones que generaron denuncias. El juez negó haber sobreseído a Díaz por la intimidación con un arma de fuego y ofreció copia del procesamiento. Sin embargo, cabe señalar, la información publicada por este diario sobre los sobreseimientos que ahora son motivo de aclaración, fue proporcionada por fuentes oficiales del mismo juzgado penal Nº 4, hoy a cargo del juez Guillermo Bustamante y antes subrogado por Bernardi. En el procesamiento, Bernardi le imputó al agresor haber ingresado presuntamente contra la voluntad de la señora Adelina Acosta al patio de su domicilio portando, sin autorización legal, un rifle tipo carabina calibre 22 con diez proyectiles en el cargador. Agregó que en esa oportunidad, Díaz apuntó con el arma de fuego a Carlos Canario, quien se encontraba en el patio y a quien le preguntó por Paola -ex pareja del imputado-. Canario le respondió que no estaba y que no tenía por qué entrar a la casa, a lo que Díaz le manifestó: “Los voy a matar sino me dicen dónde está Paola”, dirigiéndose con la amenaza no sólo a Carlos, sino también a Adelina, su madre. El juez destacó también que al llegar a la casa la Policía encontró la carabina y a Díaz con un cuchillo tipo puñal en su cintura, puntualizando que si bien el hombre figura como “legítimo usuario” en el Renar, no tiene autorización de portación, encontrándose el arma secuestrada en buen estado de conservación, funcionamiento y apta para efectuar disparos. En la resolución, Bernardi requirió a la Comisaría 10 de San Antonio Oeste el envío de aquel cuchillo de alpaca con su respectiva vaina. Respecto de las amenazas vertidas por Díaz contra Carlos y Adrián Canario y Adelina Acosta, el juez sostuvo que “es evidente que no podemos hablar que las expresiones fueron vertidas en un estado de ofuscación, de ira o que no persiguen amedrentar al destinatario, cuando precisamente se exhibe un arma al momento de manifestarlas que no es que se haya extraído en el mismo momento de amenazar sino que era portada por Díaz desde antes”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Procesado por amenazas y portación de arma