Procesan a un funcionario por la muerte de un joven en SAO

El menor falleció por una descarga eléctrica en un reservorio municipal




#

Leandro Cejas falleció en diciembre del 2004. La Justicia consideró que el funcionario debía ser el garante del control de ese lugar.

SAN ANTONIO OESTE (ASA).- El secretario de Servicios Públicos del Municipio local, Osvaldo Baraschi fue procesado como autor penalmente responsable del homicidio culposo de Leandro Cejas, un chico de 16 años, que el 3 de diciembre de 2004 ingresó a sacar un gorra del reservorio de agua que utilizan los regadores de la comuna y murió, según el magistrado, luego de recibir una descarga eléctrica.

En un contundente fallo, que no obstante puede ser apelado por el imputado, el juez Pedro Funes consideró que el funcionario debía ser el garante del control de esa fuente de peligro. Además se da por sentado la falta de mantenimiento del sitio en cuestión y se confirma en base a un riguroso análisis técnico la existencia de varias falencias relacionadas con las cuestiones eléctricas en el lugar de bombeo.

Al ser consultado por este medio, en relación a la resolución del juez Pedro Funes que tiene fecha del pasado 13 de febrero, Baraschi admitió estar preocupado aunque afirmó que "es un fallo que no tiene sentido, por el ingreso de la gente..., además la causa de la muerte tampoco está certificada. A mí técnicamente no me van a pasar...", dijo poniendo en duda la muerte a consecuencia de una descarga eléctrica y destacando su conocimiento en la materia a raíz de su trayectoria como empleado de Agua y Energía.

En referencia a la falta de mantenimiento, Baraschi sostuvo: "que me lo demuestren, ahí permanentemente rompían el alambrado. Yo tengo pruebas para demostrar que había que correr a los chicos de ahí. Y en cualquier momento va a ocurrir otro accidente en la compuerta del piletón un balneario ubicado en cercanías del club Náutico porque ya no sé qué más hacer para que no jueguen. Y si pasa algo otra vez el responsable seré yo, seguro", manifestó indignado.

En un fallo de 26 fojas Funes incluye los testimonios de los chicos que estaban con Leandro el día de su muerte y de las personas que llegaron en forma inmediata. En todos los casos manifiestan con seguridad que al pedir ayuda Leandro decía que había corriente. También lo expresan quienes intentaron ayudarlo y tocaron el agua.

El chofer de la ambulancia lo primero que realizó fue cortar la energía desde una llave del pilar. En cuanto al informe del forense Gabriel Navarro, se consigna que aunque el deceso se produjo por un edema pulmonar y que no hay datos objetivos de ingreso de electricidad al cuerpo, "también es preciso aclarar que no es posible descartar que hubiera electricidad en el agua y que tal hiciera que el joven perdiera el control motor y/o su conciencia".


Comentarios


Procesan a un funcionario por la muerte de un joven en SAO