Procesan alimentos para poder “pasar el invierno” 1-4-03



VIEDMA (AV)- Un grupo de familias de escasos recursos de esta capital podrán acopiar alimentos durante el invierno, sobre todo cuando escaseen los productos regionales, merced a un programa de procesamiento de frutas y hortalizas que organizó aquí el Programa Prohuerta del INTA. El punto de partida lo provocó una reciente jornada de nutrición alimentaria y conservación de frutas y hortalizas, desarrolladas en la iglesia Don Bosco con el objetivo de mejorar la calidad alimentaria e impulsar la práctica de acceder a dietas equilibradas. La enseñanza del procesamiento de alimentos estuvo a cargo de Gabriela Sticklauer y de Luis Nahuelfil. El encuentro sirvió para que la concurrencia pueda aprender a elaborar tomates el natural, ajíes en vinagre, escabeche de berenjena, manzanas y peras al natural y distintos gustos de jaleas en base a frutales de las quintas comunitarias existentes en la ciudad. La coordinadora del programa, Teresa Doñate, explicó que “la importancia de este tipo de actividades es que la gente pueda tener una dieta equilibrada en base a frutas y hortalizas en contraestación”. Aclaró que el procesamiento del fin de semana último no contó con un gran volumen, pues “sólo preparamos como para que todos se puedan llevar un frasco a la casa, porque lo importante más que nada, es que aprendan las técnicas de conservación”. El contacto con los especialistas sirvió también para clarificar todo tipo de dudas acerca de los cuidados higiénicos que se deben tomar en cuenta al momento de procesar los alimentos. Este tipo de experiencias les permitirá a los vecinos juntarse en grupos y compartir otros momentos en una vivienda de su barrio, porque “no todos cuentan con la suficiente infraestructura, cocinas, tapadoras u ollas”, comentó Doñate. Algunos de los asistentes forman parte de grupos de autogestión que cuentan con diversos apoyos institucionales como el del INTA Valle Inferior, municipio y la provincia. Desde el año anterior, unas 70 familias comenzaron a formar parte del plan municipal denominado “Economía de Autosostenimiento con Dignidad”, que prevé una beneficio para unas 300 personas, en las que predominan desocupados y changarines del barrio Lavalle. Para ello se les entregó en comodato un predio de 50 hectáreas a fin de que puedan ser transformadas en tierras productivas. A esta actividad se le sumó la instalación de huertas en el barrio Mi Bandera, con el mismo espíri-tu y el apoyo de la secretaría municipal de Desarrollo Humano.


Comentarios


Procesan alimentos para poder "pasar el invierno" 1-4-03