Productores cipoleños no ayudarán en el reparto de fondos

Consideran que los 20 millones de Nación son insuficientes. “No queremos subsidios para comer”, dijeron.

Dirigentes de las cámaras de Cipolletti y Campo Grande dieron una conferencia ayer.

CIPOLLETTI (AC).- La decisión de la Federación de Productores de aceptar los 20 millones de pesos que el Estado Nacional destinará a los pequeños chacareros tensó aún más la conflictiva relación que mantiene con las cámaras de Cipolletti y Campo Grande. Los dirigentes de estas dos agrupaciones dijeron ayer que no van a colaborar en el reparto de los fondos que lleguen para los productores de estas ciudades. Consideraron que el dinero es insuficiente y que sólo alcanzará para comprar uno o dos tambores de gas oil o realizar una cura. “No queremos subsidios para comer sino fondos para producir”, retrucaron. Los 20 millones fueron comprometidos por Nación, el lunes, durante una reunión de la Mesa de la Pera y la Manzana que se realizó en Buenos Aires aunque, según Susana Álvarez de Cipolletti y Juan Carlos Obreque de Campo Grande, todavía no se sabe cómo se van a repartir ni cuándo van a llegar. Además, dijeron, “es plata que se va a tener que devolver cuando el sector esté mejor”. Los dirigentes de estas cámaras, convocaron ayer a una conferencia de prensa para “acercarle a la mayoría de los productores información sobre lo que pasó en estos dos últimos meses” desde que comenzaron las gestiones para lograr que el gobierno implemente medidas para el sector productivo. En el encuentro redoblaron también sus cuestionamientos a la Federación de Productores, entidad que agrupa a las cámaras de Río Negro y Neuquén y a su presidente Manuel Mendoza. Sumaron en las críticas al gobierno de la provincia y le pidieron que “se ponga a trabajar y proyecte el modelo de fruticultura que quiere para Río Negro”. Los dirigentes aseguraron que la crisis del sector se está incubando desde hace 3 años y que “es muy profunda por los altísimos costos” que debe afrontar la fruticultura. Luego de cuestionar que la Federación hizo oídos sordos a los reclamos de los productores, dijeron que Mendoza aceptó el dinero sin realizar una asamblea previa para preguntarles lo que opinaban. Las cámaras de Cipolletti y de Campo Grande son consideradas “díscolas” por la Federación que las acusa de tomar decisiones unilaterales. Durante las últimas semanas, Mendoza llegó a decir que se evalúa la posibilidad de expulsarlas de la organización. Las cámaras disidentes ya realizaron medidas de fuerza y el sábado pasado hicieron una asamblea en Allen sin demasiada convocatoria.

Agustín Martínez


Comentarios


Productores cipoleños no ayudarán en el reparto de fondos