Productores mandaron vacas a faena

Lo hicieron para protestar por la crisis que atraviesa el sector lechero



#

Unas 1.300 vacas fueron llevadas a Liniers en la jornada de ayer.

BUENOS AIRES.- Unas mil trescientas vacas ingresaron ayer al Mercado de Hacienda de Liniers, en el marco de la protesta de los productores tamberos que reclaman asistencia para el sector y un precio mejor para la producción de leche.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, afirmó que la protesta “es un grito de alerta” para que la gente se dé cuenta de que “el sistema lechero está al borde de la extinción”.

“Con esta decisión de enviar las vacas lecheras a Liniers, lo que se pretende es que el país tenga una visión clara de lo que ocurre permanentemente en los mercados de faena de todo el país”, señaló Biolcati a radio El Mundo.

Puntualizó que desde el Gobierno “se intervino el mercado de tal manera, ahogando al sector productivo primero y al industrial después, que tiene al sistema al borde de la extinción”, y remarcó que “en cinco años desparecieron 5 mil tambos”.

El dirigente ruralista señaló que “el Gobierno pretendió instalar la mentira de que su intención era asegurar la presencia de los productos en la mesa de los argentinos”.

“Siempre se produjo 30% más que lo demandado por el consumo doméstico”, afirmó Biolcati.

A su criterio, “las condiciones imperantes permiten cobrar 1,10 ó 1,20 pesos por litro de leche al tambero, que es su límite de supervivencia, cuando actualmente está cobrando 70 centavos”.

El presidente de la SRA anunció que “si después de las elecciones (del próximo domingo) no se encaminan las políticas para el sector, los productores saldrán a regalar la leche”.

Precisó que lo harán instalándose “en las playas de estacionamiento de los grandes supermercados del país”.

Por otra parte, se refirió a crítica situación de la firma Mastellone, propietario de la tradicional marca La Serenísima, que está tratando de vender sus activos, y sostuvo que “el Gobierno la asfixió financieramente y ahora la quiere hacer depender de sus subsidios”.

En la misma línea, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) destacó que “la situación que atraviesa Mastellone, es sólo la punta de un iceberg que oculta la real magnitud de la crisis a la que ha sido arrastrado el sector lechero por la nefasta intervención gubernamental cortoplacista, especulativa y técnicamente insostenible”.

“Queda en evidencia el rotundo fracaso de la política implementada a través de la Secretaría de Comercio Interior”, afirmó CARBAP a través de un comunicado, donde subrayó “lo pernicioso de este tipo de intervencionismo que, escudado en discursos inobjetables de solidaridad y justicia social, ha implicado que hoy en día hasta la empresa que lidera, en forma indiscutida, el sector de provisión de leche fluida, se vea en aprietos”.

La entidad que preside Pedro Apaolaza afirmó que “la situación de la actividad es crítica”. (DyN)


Comentarios


Productores mandaron vacas a faena