Promoción Familiar sigue desmantelada





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- A más de dos meses de los anuncios oficiales la delegación local de Promoción Familiar continúa devastada y un amplio sector social sigue esperando que se concreten los cambios prometidos por el ministro de Familia, Oscar Idoeta.

El 18 de mayo pasado, Idoeta aseguró a «Río Negro» que la dependencia quedaría regularizada en el lapso de una semana con la contratación de ocho trabajadores sociales nuevos y el blanqueo de los pocos que permanecían en la institución.

Las renuncias masivas registradas en abril dejaron a la delegación con tan sólo dos trabajadores sociales para los requerimientos de la justicia y realizar el seguimiento de unas 500 familias bajo programas y un tercer asistente social dedicado en forma exclusiva al Hogar Convivir.

El abandono deliberado que desarticuló el servicio social de la delegación dejó desprotegidas a más de 500 familias con problemas judiciales o bajo programa social y debilitó la contención que se brinda a los niños en situación de riesgo y los jóvenes en conflicto con la ley.

Ayer fue imposible precisar el número de trabajadores sociales que se desempeñan en la delegación local pese a los insistentes llamados realizados por «Río Negro». Pero extraoficialmente se pudo saber que el área nunca superó la crisis desatada en mayo.

Varios trabajadores sociales -que pidieron reserva para evitar represalias- señalaron que «no se cumplió con nada de lo prometido, siguen ofreciendo becas de 600 pesos que ningún asistente social quiere aceptar por la inestabilidad laboral que implican».

También relataron que después de los anuncios se incorporaron dos trabajadores sociales que renunciaron al poco tiempo y que «ahora hay una nueva que no sabemos cuánto va a durar». Además de la precarización de las condiciones laborales, los asistentes debieron soportar la sobrecarga de trabajo generada por la falta de personal.

 

Pedido de informes

 

El problema fue abordado por la titular de Acción Social del Deliberante, Beatriz Contreras, que la semana pasada movilizó un pedido de informe al gobierno provincial reclamando detalles sobre el «funcionamiento de Promoción Familiar»

En el escrito recuerda el compromiso ministerial de regularizar la delegación local con «la contratación de siete u ocho trabajadores sociales nuevos» para cubrir los 12 puestos previstos en el área, y efectuar un «seguimiento posterior para producir las modificaciones que sean necesarias».

La edil consideró que «este reordenamiento y regularización no han sido efectivos» y preguntó «qué medidas se van a tomar frente a la disminución operativa del Area que impide el normal desarrollo de los programas y por lo tanto deja desprotegida a la población beneficiaria de los mismos».

Además solicitó ampliación de información sobre una eventual «reorganización interna del Area de Acción Social» y la situación que atraviesan las 500 familias bajo programa, los niños en situación calle, los menores con causas penales, y los ancianos, entre otras inquietudes.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Promoción Familiar sigue desmantelada