Promover la salud renal desde la prevención



#

reflexión

beatriz rizzo (*)

El Día Internacional del Riñón es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología y de la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón. Se consensuó este día como el segundo jueves del mes de marzo, y se comenzó a difundir desde el año 2006. La finalidad es promover la salud renal desde la prevención, partiendo del conocimiento de que la enfermedad renal existe mucho antes que la diálisis y el trasplante, y que por cada paciente con enfermedad sustitutiva habría 200 pacientes con enfermedad renal avanzada, y 5000 pacientes con enfermedad renal en estadios tempranos. La comunidad nefrológica pone en marcha la difusión de los factores de riesgo y de las patologías que se relacionan al compromiso renal. Así mismo, en nuestro país 26.748 pacientes reciben tratamiento sustitutivo dialítico. En la provincia de Río Negro 599, y en Neuquén 541, siendo la prevalencia una de las mas altas del país. De estos 1.140 pacientes, están en lista de espera 291 pacientes, y prontos a ingresar 100 pacientes más. Las cifras que representan a gente con esperanza de un tratamiento mejor nos convocan a trabajar para concientizarnos. Cada año, entidades relacionadas trabajan difundiendo temáticas específicas a la salud renal. El 2012 ha sido definido como la campaña del dar y recibir un riñón, en forma altruista y desinteresada, cumplimentando una forma de tratamiento sustitutivo para la enfermedad renal como es el trasplante renal para aquellos pacientes que se encuentran en tratamiento dialítico. La consigna es dar y recibir. Donación y trasplante. Dos actos unidos y complementarios. Los dos regidos por una misma ley y un mismo organismo contralor, Incucai, y las jurisdicciones provinciales que trabajan coordinadamente para llevar con éxito la temática del trasplante. Nuestro país cuenta con una ley, que desde su promulgación , y con resoluciones que cambiaron formas y se aggiornaron a las realidades a las que se presentaba el país, no cambió su espíritu y es considerada una de las mas avanzadas del mundo. La ley 24.193 contempla en su base y sus resoluciones todas las aristas que llevan a la procuración de órganos y al trasplante de los mismos, en un marco de amparo y vigilancia de todos los actos relacionados, con el nexo y punto común de la transparencia y el bienestar y seguridad de todos los interesados. Dicha ley, define y controla a centros de trasplantes, sus instituciones y profesionales, como así establece la distribución de órganos en forma inequívoca. El trasplante renal es una de las terapéuticas para la Insuficiencia Renal Crónica Terminal. Es un acto de responsabilidad de toda la comunidad. Comencemos a reflexionar sobre nuestra consigna para este año 2012, en que se nos convoca para el trasplante de órganos. (*) Nefróloga. Asociación Norpatagónica de Nefrología


Comentarios


Promover la salud renal desde la prevención