Promoverán la donación voluntaria de sangre



#

El equipo móvil con que se harán campañas en los barrios de Viedma.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- La necesidad de contar con un aporte regular a los bancos de hemoterapia obligó a poner en marcha en Río Negro el programa “Sangre Segura”. En el Ministerio de Salud creen que si los donantes voluntarios aparecieran en el orden de los 5.000 anuales, las demandas estarían cubiertas; por eso comenzó por Viedma la entrega de un equipo móvil que permita salir a buscar dadores. “La donación obtenida en la actualidad no llega al 2% pero hay localidades como Río Colorado donde el servicio público cuenta con un ciento por ciento de gente que dona para esa comunidad, explicó a “Río Negro” la coordinadora provincial, Celeste Gómez. El nuevo modelo presentado destaca como prioridad un cambio basado en dejar de lado al dador de reposición dentro de un movimiento hospitalario traumático y encontrar lo antes posible la figura de voluntarios y habituales. Dentro de estas metas se plantea una política de fortalecimiento de los centros regionales de Hemoterapia y de las comunicaciones entre los bancos de sangre de la provincia y centros de producción. En este marco, la cartera sanitaria invirtió recientemente 9.000 pesos para dotar de un sillón portátil destinado a la realización de campañas en distintos puntos de la ciudad desde el hospital Zatti. Gómez, destacó que la entrega de este equipamiento “se enmarca en un plan de fortalecimiento de los bancos de sangre para ir creando, paulatinamente, las condiciones que permitan modificar el modelo vigente”. Explicó que “el dador de sangre llega (a un centro de salud), básicamente por un compromiso familiar o afectivo con otra persona que la necesita, y esto genera desabastecimiento de stock de sangre, provocando un alto grado de estrés en los servicios de Hemoterapia cuando ello ocurre y los llamados casi desesperados a la comunidad pidiendo dadores” por tratarse de una reposición. Consideró que la nueva modalidad busca un donante mucho más seguro desde el punto de vista epidemiológico, “es alguien que ha incorporado un hábito saludable, y no es un paciente, sino que se trata de un donante que tiene un hábito altruista hacia el otro y que cuatro veces al año puede donar parte de sí para los demás”.


Comentarios


Promoverán la donación voluntaria de sangre