Promueven estufas más seguras en vez de los peligrosos tachos con leña

Se pueden construir caseramente con ladrillos refractarios y adobe. Conservan mejor el calor, ahorran leña y preservan a la familia de incendios e intoxicaciones por inhalación de humo.





Marcelo Martínez

En dos jornadas de trabajo, se construyó una estufa Sara para el salón comunitario del barrio Pilar II que carecía de calefacción.

BARILOCHE (AB).- La cantidad de hogares sin gas es una deuda social histórica en Bariloche. Lejos de achicarse el margen, cada vez son más las viviendas que se calefaccionan a leña con dispositivos muy precarios. Año tras año, se incrementan los incendios de casillas como así también los reclamos por la escasa cantidad de leña que se otorga a través del Plan Calor.

Adelantándose a la temporada invernal, varias organizaciones locales promovieron la construcción de las estufas Sara, de bajo costo, desarrolladas recientemente por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

“Este tipo de artefactos además de reducir el consumo de leña a través de un mejor aprovechamiento calórico, evita los problemas respiratorios por la inhalación de humo y las quemaduras de primer y segundo grado especialmente en los chicos, ya que el exterior de la estructura no alcanza altas temperaturas”, remarcó Fernando Fernández Herrero, responsable del Sedronar Bariloche e integrante del equipo del taller San José Obrero.

Las estufas Sara se fabrican con adobe y unos pocos ladrillos refractarios y según estimaron, la construcción ronda los 1.500 pesos. Como el objetivo es fomentar la autoconstrucción de este tipo de dispositivos por parte de la gente de menos recursos, el manual se puede descargar de manera gratuita de internet.

Dos años atrás, los alumnos de la Escuela Provincial Educativa Técnica 12, de San Martín de los Andes, especializados en energías alternativas, se abocaron a la construcción de este tipo de estufas para la gente del barrio Intercultural que carecía de calefacción.

Desde Bariloche, se invitó a los jóvenes de San Martín de los Andes para hacer una demostración en el barrio Pilar II, donde ninguna de las 80 familias tiene acceso a la red de gas. La intención fue articular esfuerzos y conocimientos.

Por eso, los representantes del INTI brindaron una charla sobre cuestiones técnicas de las estufas, los jóvenes del Sedronar y del taller San José Herrero aportaron el trabajo de herrería y el colegio Nehuén Peumán aportó conocimientos sobre construcción natural y manejo del barro.

Bariloche


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Promueven estufas más seguras en vez de los peligrosos tachos con leña