Pronostican que la inflación será menor al 7% en el 2004

Para el Banco Central, autor del estudio, subsisten potenciales reacomodamientos de precios que engrosarán este indicador, como los valores de las tarifas de servicios públicos. La cantidad de pobres bajará por el crecimiento económico y el valor de la inflación.



La inflación minorista para todo el año será inferior al 7 por ciento, por debajo del piso proyectado en el Presupuesto, aseguró ayer el presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay.

El funcionario presentó el Informe de Inflación del Segundo Trimestre de la entidad, en una conferencia en la que reconoció que la crisis en la provisión de gas tendrá "un impacto moderado" en los precios, pero repercutirá en la balanza comercial y el fisco con una pérdida de 500 millones de dólares. Esta información provocó el enojo del ministro de Planificación, que cuestionó los datos de Prat Gay.

La inflación de menos del 7 por ciento para 2004 triplica al 2,3 por ciento registrada interanualmente hasta marzo, debido a que según la autoridad monetaria "subsisten aún potenciales reacomodamientos de precios relativos", que se trasladarían al índice a lo largo del año.

En ese sentido, el BCRA señala que subsiste la "incertidumbre" acerca de los tiempos y magnitudes de ajustes en los servicios públicos, y que "la aparente caída de los márgenes de comercialización de los comercios minoristas" podría recomponerse en los meses venideros. "En algún momento los márgenes van a tener que recuperarse", admitió Prat Gay, quien minimizó el eventual impacto del alza salarial en los precios, aunque advirtió que este crecimiento "sigue excediendo los aumentos de diversos índices de precios de bienes y servicios".

Ese desfase podría "repercutir en un traslado ulterior a precios en sectores no transables o menos competitivos". Prat Gay precisó que del 1,1 por ciento de inflación del primer trimestre, "tres décimas no habrían sucedido sin ajustes puntuales de precios rezagados", como el caso de los cigarrillos y los taxis en Buenos Aires.

El informe destaca la "incertidumbre" sobre "los tiempos y magnitudes de potenciales ajustes" en los servicios públicos, y señala que si no se produjeran aumentos en esos rubros, la inflación estaría mas cerca del 5,5 por ciento que del 7 por ciento estimado. En cualquiera de los dos casos, la inflación sería inferior incluso al piso proyectado en el presupuesto, que preveía una banda del 7 al 11 por ciento para todo el año.

 

¿Menos pobres?

El número de pobres podría caer este año en 1,7 millones en relación a lo previsto en la presentación del Presupuesto, debido a la combinación de un mayor crecimiento económico y una inflación inferior a la prevista.

Así lo estimó Prat Gay, quien destacó que la reducción de los niveles de pobreza en indigencia fue "el mejor índice" registrado en lo que va del año.

"Para un país acuciado por un nivel de pobreza que alcanza a la mitad de la población, no hay una medida más determinante del éxito de la política económica que la evolución del número de pobres e indigentes", recalcó el Informe de la autoridad monetaria.

En ese sentido, destacó que "si bien los índices de pobreza e indigencia se mantienen en niveles todavía muy elevados, los números de fines de 2003 son los más bajos desde la salida de la Convertibilidad y se espera que hayan seguido cayendo durante el primer trimestre de 2004". De acuerdo con el BCRA, en las actuales circunstancias cada punto de aumento del Producto Bruto Interno real representa una caída aproximada de 280 mil casos en el número de pobres, mientras que cada punto de inflación por debajo de lo proyectado significa una disminución de 150 mil.

"De cumplirse un crecimiento del PBI real del orden del 8 por ciento en 2004 y una inflación minorista en torno al 6 por ciento, el número de pobres caería 1,7 millones más que en el escenario original previsto en los parámetros del presupuesto nacional de 4 y 10,5 por ciento, respectivamente. El BCRA concluye el análisis indicando que "este simple cálculo demuestra que cuanto más rápido se pueda crecer sin afectar la tasa de inflación de largo plazo, mejor estarán los argentinos más perjudicados por la crisis".

(DyN/Télam)


Comentarios


Pronostican que la inflación será menor al 7% en el 2004