Este pabellón de arte reivindica la madera

30 oct 2018 - 00:00

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

Acaba de publicarse “Madera Extrema”, un libro que honra la arquitectura argentina inspirada en este noble material.

La obra, editada por Cetol y Bisman Ediciones, compila los proyectos de 32 estudios argentinos, a lo largo y ancho del país.

En él se subraya que la madera habita la arquitectura desde el principio de los tiempos. Es su parte indisociable y su condición primera. Uno de los materiales constructivos más antiguos de la historia. Más o menos visible, más o menos expuesta, lo cierto es que forma parte de la mayoría de las construcciones que conocemos.

Por ello, en este libro se pone en relieve la magnífica producción actual de la arquitectura en madera más relevante y trascendente.

Image

Madera Extrema es el resultado de una alianza con profesionales de buena madera que se unen con el firme propósito de contagiar el uso de este cálido material y compartir su legado, conocimientos y experiencias.

Los estudios de arquitectura que se sumaron a este proyecto son, entre otros, los de Abelleyro Coles Mirengo Arquitectos, Agustín Berzero y Valeria Jaros Arquitectos, Alarcia Ferrer Arquitectos, Alric Galindez Arquitectos, AToT Arquitectos Todo Terreno, Beccar Varela + Werber Arquitectos, Berson Bárbara / Estudio de Arquitectura, Besonias Almeida Arquitectos, Elisa Gerson Arquitecta, ENNE Arquitectura, Estudio BaBO, Estudio Borrachia, Estudio Cella Arquitectos, Estudio del Puerto - Sardin + Diego Colón Arquitecto, Estudio Forma y Estudio Frías Arquitectos.

Cada una de las obras exhibe desde una mirada ilustrativa y junto a las memorias que explican el motivo de la construcción, el porqué de la elección del material, el tipo de madera, además de las características y particularidades de cada obra.

Todos los participantes de Madera Extrema destacan que el material permite construcciones cálidas enfocadas en una relación simétrica con el entorno, en base a sistemas de origen autóctono, con materiales de fácil manipulación, existentes en todo el territorio nacional y adaptable a diferentes geografías y condiciones climáticas.

Image
Detalle de los pilotes.

“Madera Extrema pone en relieve la magnífica producción que se viene llevando en todas las geografías de nuestro país, a partir de una tradición milenaria y una evolución constante; por esto debíamos permitirnos mostrar esa arquitectura suprema, enaltecer cada obra y así lograr el primer proyecto de arquitectura contemporánea en madera”, declaró Cecilia Ferrario, Gerente Regional de América del Sur para Woodcare / Cetol - AkzoNobel.

De las 32 obras, hoy en “Río Negro” elegimos una muy sencilla y particular, prefabricada en un lugar y luego instalada en el terreno donde ya había una residencia. La obra se llama Pabellón de Arte.

El proyecto se concibe como una ampliación ajena a la casa existente, ubicada en un sector del patio, configurándose como un prisma abstracto que se relaciona con su entorno.

Este pabellón de arte reivindica la madera
La ventilación, fundamental para que el refugio no sea un horno.

Las dimensiones espaciales del volumen parten de relaciones y proporciones áureas. Se trata de un pequeño ámbito de usos múltiples -de 18 m2- que responde a la necesidad de guardar, exhibir y pintar cuadros.

La pieza única es pensada en madera desde su génesis, resolviendo la estructura y las envolventes. Así, se logra capitalizar tanto las posibilidades del sistema constructivo prefabricado como sus cualidades espaciales de forma de lograr un interior de gran calidez.

Image
Una serie de bastidores deslizables permiten acopiar y exhibir los cuadros. De este modo se optimiza al máximo la superficie de este refugio de arte.

La obra fue prefabricada en taller y luego ensamblada en el lugar. El sistema de apoyo se resuelve mediante unas delicadas planchuelas que despegan la obra del terreno, evitando el contacto de la madera con la humedad de la tierra. La estructura principal de vigas y columnas de madera dura se resuelven en Grapia de 3”x4”, simplificando al sistema a una única sección. Toda la estructura se envuelve en placas fenólicas de 18mm enchapadas en araucaria, logrando así una superficie continua en la cara exterior, sobre la cual se coloca la membrana geotextil como aislación hidrófuga, la cual permite proteger la madera de cualquier contacto con el agua. De esta forma, la estructura se expresa en el interior del espacio, conformado a partir de una serie de pórticos modulados a 1,00m de distancia entre ejes.

Todo el conjunto se pone en sombra mediante una cubierta envolvente ventilada, resuelta en planos de chapa sinusoidal “fría” pre-pintada blanca, que se despega del cerramiento interior. Esto último permite la circulación del aire y optimizar los recursos mediante sistemas pasivos, garantizando el confort interior.

Image
La luz natural inunda este estudio donde se pintan, guardan y exhiben cuadros.

En el espacio interno se resuelven una serie de bastidores deslizables que permiten acopiar y exhibir los cuadros optimizando al máximo la superficie. Se incorpora también una biblioteca y un tablero de dibujo plegable proyectados con la misma lógica material.

A cargo de este proyecto estuvieron los arquitectos Agustín Berzero y Valeria Jaros; en carpintería, Pez Hnos; en cálculo estructural, el ingeniero Edgar Morán. Las fotografías de Constanza Otero y Juan Murúa. Todos ellos de Córdoba.

Image
La estructura de vigas y columnas fue resuelta en madera maciza de Grapia 3” x 4” y la fachada ventilada con bastidores de chapa sinusoidal.
El uso es artístico pero tranquilamente esta obra puede tener un destino de zona de relax para la práctica de yoga o bien como refugio para las visitas.
Pabellón de madera

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.