Prorrogan plazo para pesificar hasta el 25 de enero

Mientras el gobierno sigue maniatado y sin poder resolver una flexibilización del corralito, el Banco Central reglamentó anoche los retiros de saldos de cuenta corriente en moneda extranjera y postergó hasta el 25 de enero la opción para transferir esos saldos a pesos. Con las nuevas disposiciones se presume que pueda volver a operar la Bolsa porteña en breve.



El Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso anoche prorrogar hasta el 25 de este mes el plazo para ejercer la opción para transferir los saldos en monedas extranjeras a una cuenta corriente en pesos, alcanzando tanto a las personas físicas como jurídicas.

Mientras tanto, el gobierno nacional desestimó que “por el momento” se vayan a flexibilizar las restricciones que pesan sobre los depósitos bancarios, a la vez que advirtió que liberar liquidez es similar a emitir dinero.

Esta incertidumbre que vive el gobierno es el fiel reflejo de la excesiva presión a la que se ve sometido a la hora de calcular cuál será la reacción de la gente ante cualquier nueva medida económica.

El viceministro de Economía, Jorge Todesca fue concreto sobre ese punto. Afirmó que cualquier nueva medida respecto a la flexibilización de las limitaciones bancarias, deben analizarse con cuidado, porque remarcó que “cada marcha atrás genera incertidumbre, lo que no es adecuado para este momento”.

En tanto, el Banco Central modificó anoche para el próximo día 25 el plazo para que las empresas o las personas puedan pesificar sus saldos en dólares, disposición que originalmente vencía hoy.

Además, la disposición de la autoridad monetaria brinda la posibilidad que aquella persona jurídica que opte por transferir en forma total o parcial el saldo a una cuenta corriente en pesos pueda hacerlo al tipo de cambio oficial (1,40 pesos).

“En el caso de no ejercer esta opción o de ejercerla parcialmente, el saldo total quedará comprendido en la reprogramación”, añade la comunicación del Central.

Los dos temas, la ampliación de los plazos para pesificar y la invitación a pasar a pesos la totalidad o una parte de los depósitos en dólares a tipo de cambio oficial, eran las requisitorias del mercado bursátil para asegurarse liquidez.

Vuelve la Bolsa

Con las disposiciones del Central se presume que la Bolsa porteña, que se mantiene inactiva desde hace ocho ruedas, reanudará su actividad, decisión que finalmente será adoptada hoy a primera hora por el directorio del Mercado de Valores (MERVAL).

La disposición del Central señala que para la reprogramación en monedas extranjeras se tomarán en cuenta “los saldos de las cuentas corrientes, incluidas las especiales para personas jurídicas, salvo que el titular sea una persona jurídica que opte por transferir en forma parcial o total el saldo a una cuenta corriente en pesos en la misma entidad convertido al tipo de cambio del mercado oficial (en su caso, $ 1,40 por dólar)”.

“En caso de no ejercer esta opción o de ejercerla parcialmente, el saldo total o parcial no convertido quedará comprendido en la reprogramación”, agrega la circular.

La normativa también hace una salvedad para aquellas que se traten “de una cuenta de una persona física, respecto de cuyo saldo el titular podrá optar por su conversión a pesos por hasta un importe equivalente a 10.000 dólares al tipo de cambio del mercado oficial (en su caso, $ 1,40 por dólar) y transferirlo a una cuenta en pesos que disponga en la misma entidad financiera”.

(Télam y DYN)

Toman distancia de las fugas

El Gobierno nacional no impulsará presentaciones ante la Justicia para que se investigue la sospechosa fuga de capitales detectada desde la última semana de noviembre del año pasado.

En cambio, la Casa Rosada “responderá a cada uno de los pedidos de información librados por los tribunales” precisó anoche el vocero gubernamental Eduardo Amadeo.

Al ser consultado sobre si el Gobierno estudia convertirse en denunciante ante la justicia por la estampida de dinero de la Argentina en las últimas semanas, Amadeo lo descartó y derivó “a la Justicia y al Congreso” esas acciones considerando que son los ámbitos naturales para realizar las presentaciones.

En cambio, aseguró que el gobierno está dispuesto a contestar “todas las demandas judiciales” de información que le lleguen.

Finalmente al responder sobre si el presidente Duhalde analiza dar una lista de las empresas que han tomado créditos sospechosos en el mismo período, el vocero lo negó aunque no descartó que si la indignación de la población lo hacía necesario se difundiera una nómina.

La jueza Servini anunció ayer que quiere saber hacia dónde fueron unos 10 mil millones de dólares que se habrían fugado al exterior.

El Banco Central volvió a intervenir por el dólar

Las autoridades económicas parecen estar decididas a seguir demostrando al mercado que son capaces de vender todos los dólares que sean necesarios para abastecer el mercado cambiario, aunque se produzcan movimientos desparejos en las arcas del Banco Central.

La autoridad monetaria salió a vender otra vez a un precio de 1,70 peso por cada billete estadounidense en partidas de 500 mil y, según los cambistas, la intervención sirvió para enfriar la temperatura del mercado libre de cambios.

En las principales agencias de las calles San Martín y Sarmiento la divisa estadounidense se cotizó a 1,70 pesos para la compra y 1,90 el tipo vendedor, mientras que el sector mayorista convalidó precios de 1,83 y 1,87 peso para ambas operaciones.

Si se toma como referencia la punta vendedora en las casas de cambio, el dólar libre se alejó del oficial (1,40 peso) con una diferencia del 35,71 por ciento.

Obviamente el termómetro más consultado en la “city” porteña fue el que marcaba la evolución del dólar, en otra jornada de apuros en los bancos y concentración de gente en las pizarras de las casas de cambio.

Como ocurrió en jornadas anteriores, las restricciones para tener efectivo derivó en nuevas operaciones mediante el pago en cheques en moneda nacional a valores más elevados que los de contado y en este caso se convalidó una diferencia que se movió en torno al 10 por ciento.

Por otro lado, y sin la flexibilización de los depósitos para dotar de liquidez a la actividad bursátil, las autoridades del Mercado de Valores decidieron prolongar por octava rueda consecutiva el feriado en la Bolsa de Comercio.

No se pueden retirar “verdes”

BUENOS AIRES (DyN)- Ayer los operadores se desayunaron con otra mala noticia: las entidades bancarias no entregarían más los 500 dólares por mes a quienes conservan cajas de ahorro en moneda extranjera.

La medida, que todavía no está totalmente oficializada en ninguna circular, pero fue anunciada por el viceministro de Economía, Jorge Todesca, dejó rostros de preocupación en aquellos que pensaban que las reglamentaciones del Banco Central eran definitivas.

A cambio, los depositantes en cajas de ahorro en dólares retirarán pesos a la cotización oficial de la moneda norteamericana, es decir, a 1,40 pesos por dólar.

Ayer tampoco hubo actividad “de ninguna índole” en la Bolsa de Comercio por las dificultades operativas que genera el esquema financiero, según los directivos del Mercado de Valores (MERVAL).

No obstante, se presume que en lo que resta de la semana se terminará por adaptar los negocios a las nuevas normas financieras.


Comentarios


Prorrogan plazo para pesificar hasta el 25 de enero