Pros y contras del aire



Que una serie de calidad como “Lost” llegue a la televisión abierta es una buena noticia, ya que eso le permite llegar a un público más amplio. Para que esto suceda es fundamental el doblaje, el que lamentablemente muchas veces es deficiente.

A quienes ven habitualmente “Lost” en cable, la traducción en este caso les resulta insoportable. Una de las características que han hecho especial este programa es justamente su elenco multicultural en el que hay un iraquí, un hispano, dos asiáticos, una francesa y hasta entre los anglosajones se encuentran ingleses, australianos y norteamericanos de distintas regiones que enriquecen la propuesta con sus distintos acentos.

El doblaje allana esta particularidad, quitando gran parte del atractivo que tienen los personajes. En el que esto se vuelve casi inescuchable es en el de Sawyer, el ególatra sureño que se distingue por sus chascarrillos y que en la traducción la mayoría de las veces pierden la gracia.

Otro de los problemas que tiene las series extranjeras es su uso como comodín. Y “Lost” lo sufrió comenzó en Canal 13 los domingos a las 22 con muy buen resultado, levantando el rating de una noche que la emisora tenía perdida, pero luego fue cambiando el horario hasta quedar ahora a las 21, antes del fútbol.


Comentarios


Pros y contras del aire