Protagonistas de una tragedia iban alcoholizados

Pericias realizadas a los siete ocupantes del automóvil que se despistó y cayó de la avenida Bustillo, en Bariloche, revelaron que tenían un alto grado de alcohol. Preocupa falta de controles.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Los análisis de alcoholemia realizados a los sobrevivientes del fatal accidente ocurrido en la avenida Bustillo, y la autopsia efectuada a los cadáveres de las víctimas fallecidas, revelaron el alto nivel de alcohol en la sangre de los siete protagonistas del accidente, aunque la circunstancia sólo agrava la situación del conductor del Renault 18.

Mientras se realizan los primeros pasos de la instrucción de la causa por «homicidio culposo agravado por conducción imprudente de vehículo automotor y por la pluralidad de víctimas», los familiares del conductor del Renault 18 denunciaron amenazas contra sus vidas y propiedades y lograron que las autoridades les provean custodia policial permanente.

Otra de las circunstancias que rodearon el accidente y será analizada en la causa está referida a la discoteca «Babilonia», donde los jóvenes habrían pasado la velada bailando y consumiendo alcohol, porque ese local habría violentado la clausura que le impuso la municipalidad, pese a que está ubicada a menos de 100 metros del Centro Cívico y de la Comisaría Segunda.

Estefanía González, hermana de Laura, una de las chicas fallecidas en el trágico accidente escribió a «Noticias de Bariloche Digital» y reclamó «que todos luchemos para que las autoridades hagan más control en los boliches, en la ciudad».

El juez Miguel Angel Gaimaro Pozzi no informó sobre los resultados puntuales de las autopsias y análisis de alcoholemia, pero fue contundente al señalar que todos, incluso la menor de 14 años, superaban ampliamente la medida de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, que es nivel de tolerancia para quien conduce un vehículo automotor, y que las víctimas fatales murieron en el acto al sufrir la fractura de la base del cráneo.

El magistrado no descarta la posibilidad de solicitar una pericia accidentológica y física para establecer las causas del accidente, pero hasta ahora sólo imputó al conductor del vehículo accidentado, Jhonny Mansilla, de 22 años, quien fue dado de alta del Hospital Zona, pero todavía no fue indagado.

La decisión de imputar a Mansilla obedece, probablemente, a que hasta el momento no se consideró probado que haya participado del accidente otro automóvil, más allá de que la «picada» existiera, y también el Ford Falcon blanco que mencionaron algunos testigos.

El secretario del juzgado de Instrucción 6, Carlos María Rayces, y el agente fiscal Marcos Burgos, recibieron el testimonio de los sobrevivientes, Joaquín Chandía y Yanina Márquez Cañuqueo, de 22 y 21 años respectivamente, antes de que abandonaran el hospital, dado que ya existiría la decisión de imputar a Mansilla, quien deberá ser indagado en presencia de un abogado defensor.

La madre de Mansilla, quien perdió en el accidente a su otro hijo, Eduardo Efraín, de 17 años, denunció que los amigos y familiares de las otras víctimas la amenazaron en forma telefónica y por medio de vecinos con quemarle su casa y con vengarse matando a Jhonny, quien conducía el Renault 18 y a quien responsabilizan por el accidente. Frente a esa situación la policía reforzó la seguridad en el barrio Virgen Misionera y estableció custodia de la brigada Bora en el domicilio de los amenazados.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Protagonistas de una tragedia iban alcoholizados