Proyectan precios altos en soja pese a su volatilidad

La baja en el mercado de Chicago fue superior a los 100 dólares por tonelada entre el último día de agosto y el 30 de septiembre. Estiman menores recursos fiscales por retenciones.

Tras la campaña récord 2009 en la cual se obtuvieron más de 50 millones de toneladas de la oleaginosa, la producción de soja en el 2010 alcanzó los 48,8 millones de toneladas según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Esto representó una disminución del 7% respecto de la campaña anterior, debido a una caída en los rendimientos de un 9% aproximadamente.

El contexto de la reducción en los precios de la soja durante septiembre dificulta la precisión en el cálculo del valor de las exportaciones del complejo sojero, compuesto básicamente por granos, aceites, harinas y pellets de la leguminosa, que arrojarían para el 2011 un precio cercano a los 21.000 millones de dólares si los valores se mantienen cercanos a los niveles actuales hasta fin de año. Sin embargo, si se supone una caída en el precio de la soja similar a la observada en el último trimestre del 2008 por efecto de la crisis financiera internacional, el valor de las ventas al exterior del complejo sería menor, superando levemente los 20.000 millones de dólares.

Estas cifras representarían un valor de derechos de exportación del complejo estimados para la campaña 2010 de entre 7.000 y 7.400 millones de dólares, dependiendo de lo que ocurra con la evolución de los precios en los próximos meses.

La soja en la

campaña 2012

Según el último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) se estima una producción sojera para la próxima campaña de unos 53,1 millones de toneladas (aumento del 8,6%).

A su vez, las proyecciones para la superficie de siembra son de 19.300 millones de hectáreas (suba del 2,2%).

La confirmación de este incremento en la producción está sujeta, sin embargo, al impacto que pudiera tener “La Niña”.

Los pronósticos indican que la sequía no sería de gran intensidad, con lo que más allá del grado de imprevisibilidad que siempre genera el clima futuro sobre los rendimientos, se esperan niveles de producción por encima de los de la campaña 2010-2011, impulsados por las proyecciones de aumento en la superficie de siembra estimada.

En cuanto al escenario de precios, desde el punto de vista del análisis fundamental (oferta y demanda), que es el que debe tenerse en cuenta al hacer previsiones de mediano y largo plazos, estarían dadas las condiciones para que se mantengan elevados respecto de sus promedios históricos.

Al observarlos mensualmente encontramos, desde hace algún tiempo, una tendencia de mediano y largo plazos alcista, como consecuencia de diversos factores como el elevado nivel de demanda, la relativamente baja producción de Estados Unidos (confirmada en el reciente reporte de stocks trimestrales de USDA) o el debilitamiento del dólar (inyección de dinero de EE. UU. para paliar la crisis por las dificultades de realizar ajustes fiscales, tasas de interés).

Sin embargo, durante septiembre se han observado fuertes caídas en el precio de la soja, afectado principalmente por algunas señales de fortalecimiento del dólar y la caída del mercado accionario.

La baja en el mercado de Chicago fue superior a los 100 dólares por tonelada entre el último día de agosto (535 dólares) y el 30 de septiembre (433 dólares).

Por su parte, los precios FOB oficiales en puertos argentinos cayeron un 18% en el mismo lapso, llegando a los 455 dólares por tonelada para el último día del mes pasado.

Habrá que ver qué ocurre con los fondos financieros y sus conductas especulativas en el futuro en el marco de la crisis actual.

Con las cifras provistas por el proyecto de presupuesto 2012 para el Fondo Federal Solidario, junto con las estimaciones para la producción y exportaciones sojeras de USDA para la campaña 2011, el precio que puede inferirse como proyectado oficialmente es de 415 dólares por tonelada. Esto demostraría una actitud prudente en la elaboración del presupuesto, con una previsión muy cercana al valor promedio estimado en el 2009 y el 2010 (415 y 409 dólares respectivamente). El establecido para el 2011, a septiembre, fue de 520 dólares, aunque como se dijo desde mediados de este último mes se observaron fuertes caídas.

Cabe resaltar que durante la última crisis financiera internacional el precio promedio de la soja cayó aproximadamente un 20% respecto de sus valores pre-crisis, aumentando luego fuertemente desde mediados del 2010. Si esto se repitiera en el actual escenario, el precio podría nuevamente acercarse a un valor similar al que se infiere a partir del proyecto del presupuesto (el cálculo determina 416 dólares).

Otro dato interesante es el promedio de los precios acumulados de 12 meses desde enero del 2009 hasta la actualidad, que arroja un valor de 423 dólares, cercano al que se encontraría implícito en el presupuesto.

(Fuente: Iaraf/Informe Económico 130/octubre 2011)

Sigue en la PÁGINA 2

Sin embargo, si se supone una caída en el precio de la soja similar a la observada en el último trimestre del 2008 por efecto de la crisis financiera internacional, el valor de las ventas al exterior del complejo sería menor, superando levemente los 20.000 millones de dólares.

Estas cifras representarían un valor de derechos de exportación del complejo estimados para la campaña 2010 de entre 7.000 y 7.400 millones de dólares, dependiendo de lo que ocurra con la evolución de los precios en los próximos meses.

La soja en la

campaña 2012

Según el último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) se estima una producción sojera para la próxima campaña de unos 53,1 millones de toneladas (aumento del 8,6%).

A su vez, las proyecciones para la superficie de siembra son de 19.300 millones de hectáreas (suba del 2,2%).

La confirmación de este incremento en la producción está sujeta, sin embargo, al impacto que pudiera tener “La Niña”.

Los pronósticos indican que la sequía no sería de gran intensidad, con lo que más allá del grado de imprevisibilidad que siempre genera el clima futuro sobre los rendimientos, se esperan niveles de producción por encima de los de la campaña 2010-2011, impulsados por las proyecciones de aumento en la superficie de siembra estimada.

En cuanto al escenario de precios, desde el punto de vista del análisis fundamental (oferta y demanda), que es el que debe tenerse en cuenta al hacer previsiones de mediano y largo plazos, estarían dadas las condiciones para que se mantengan elevados respecto de sus promedios históricos.

Al observarlos mensualmente encontramos, desde hace algún tiempo, una tendencia de mediano y largo plazos alcista, como consecuencia de diversos factores como el elevado nivel de demanda, la relativamente baja producción de Estados Unidos (confirmada en el reciente reporte de stocks trimestrales de USDA) o el debilitamiento del dólar (inyección de dinero de EE. UU. para paliar la crisis por las dificultades de realizar ajustes fiscales, tasas de interés).

Sin embargo, durante septiembre se han observado fuertes caídas en el precio de la soja, afectado principalmente por algunas señales de fortalecimiento del dólar y la caída del mercado accionario.

La baja en el mercado de Chicago fue superior a los 100 dólares por tonelada entre el último día de agosto (535 dólares) y el 30 de septiembre (433 dólares).

Por su parte, los precios FOB oficiales en puertos argentinos cayeron un 18% en el mismo lapso, llegando a los 455 dólares por tonelada para el último día del mes pasado.

Habrá que ver qué ocurre con los fondos financieros y sus conductas especulativas en el futuro en el marco de la crisis actual.

Con las cifras provistas por el proyecto de presupuesto 2012 para el Fondo Federal Solidario, junto con las estimaciones para la producción y exportaciones sojeras de USDA para la campaña 2011, el precio que puede inferirse como proyectado oficialmente es de 415 dólares por tonelada. Esto demostraría una actitud prudente en la elaboración del presupuesto, con una previsión muy cercana al valor promedio estimado en el 2009 y el 2010 (415 y 409 dólares respectivamente). El establecido para el 2011, a septiembre, fue de 520 dólares, aunque como se dijo desde mediados de este último mes se observaron fuertes caídas.

Cabe resaltar que durante la última crisis financiera internacional el precio promedio de la soja cayó aproximadamente un 20% respecto de sus valores pre-crisis, aumentando luego fuertemente desde mediados del 2010. Si esto se repitiera en el actual escenario, el precio podría nuevamente acercarse a un valor similar al que se infiere a partir del proyecto del presupuesto (el cálculo determina 416 dólares).

Otro dato interesante es el promedio de los precios acumulados de 12 meses desde enero del 2009 hasta la actualidad, que arroja un valor de 423 dólares, cercano al que se encontraría implícito en el presupuesto.

(Fuente: Iaraf/Informe Económico 130/octubre 2011)


Comentarios


Proyectan precios altos en soja pese a su volatilidad