Proyecto Melipal: una inyección para los coros

La iniciativa promueve la creación de nuevas formaciones corales, la capacitación de los coreutas y el lanzamiento de una encuesta provincial para conocer la realidad de los grupos.



VIEDMA (AV).- El Proyecto Melipal (Cruz del Sur) es una reciente iniciativa tendiente a la promoción cultural a partir del canto colectivo y tiene como finalidad la consolidación de los grupos vocales existentes en la provincia de Río Negro y la promoción para la creación de nuevos coros populares.

Poniendo su centro de atención en aquellos coros que desarrollan repertorios patagónicos, argentinos y latinoamericanos, este proyecto está ideado e implementado por el director Aníbal García y cuenta con el apoyo de la Legislatura y la Dirección de Cultura de la provincia de Río Negro.

Una de las primeras acciones del proyecto fue el lanzamiento de una encuesta provincial sobre los actores de la escena coral, que se implementa a través de los departamentos de Cultura de los distintos municipios.

García comentó que en la Dirección de Cultura de la provincia “no hay absolutamente ninguna información en el tema de los coros”, y dijo que se espera que una vez recabados los datos pueda realizarse un diagnóstico certero sobre la actividad en nuestro ámbito, así como también algunos resultados cuantitativos.

Con esta información se podrán programar definitivamente las acciones de apoyo y capacitación para las agrupaciones corales, aportando así al crecimiento de estas.

Luego se pondrán en marcha grupos de capacitación de futuros directores y de grupos corales, en dos o tres zonas de la provincia de acuerdo a la demanda.

García hizo mención a la posibilidad de realizar convenios con la Universidad de El Salvador, para crear una estructura de capacitación para directores de coro en funciones. En esta instancia se barajan la formación de técnicos en dirección coral, la capacitación técnica para maestros de canto y la capacitación de técnica vocal para coros.

Asimismo, a partir del resultado de la encuesta se podrá realizar un primer encuentro provincial de coros. Como primer paso de dividirá la provincia en cinco regiones, en las que se concretarán encuentros zonales, el primero de los cuales tendría como fecha tentativa durante el último trimestre del presente año.

Además resaltó que dentro de las primeras acciones se encuentra el trabajo con docentes de música -o docentes de grado que tengan conocimientos musicales- para formar coros escolares en el ciclo primario, actividad inmersa en un programa de dos años de duración.

El coral de Río Negro

La otra propuesta del proyecto Melipal es la conformación del “Coral del Río Negro”, una agrupación que procurará representar integralmente la provincia en el plano musical, aunando elevados niveles técnicos y artísticos, con la premisa de que cuente además con un repertorio apropiado y adecuado a nuestra realidad geográfica, étnica, social y cultural.

Cabe la aclaración de que éste no es un coro inicial desde su creación, sino que se ha convocado a integrantes de las agrupaciones municipales de Viedma, Las Grutas y General Conesa.

Asimismo, el director Aníbal García expresó que la concreción de esta agrupación provincial “es la necesidad de redondear y culminar este proyecto”, y adelantó que su debut se llevará a cabo en el Centro Municipal de Cultura de Viedma, en un recital que realizará el próximo 2 de julio junto a la reconocida agrupación Opus Cuatro.

El coro de Conesa, con problemas presupuestarios

Integrantes del coro municipal de adultos de General Conesa advirtieron que la “cesación de pago de los montos mensuales acordados oportunamente con la Municipalidad” para con la formación “han obligado al grupo coral a replantear la situación y analizar la continuidad o no del mismo”.

En un comunicado que difundieron a los medios, los miembros de dicha agrupación explicaron que “nuestro coro está transitando su decimosexto año de labor y cuenta con un prespuesto municipal que a lo largo de los años fue modificándose, llegando a ser, en los últimos años de 3.500 pesos”. Aclararon que “si bien el monto presupuestado fue siempre mayor, se ha ido repitiendo el mismo, debiendo los integrantes del Coro cubrir el resto (alrededor de 2500 por año)”.

Los coreutas se quejaron de que “la absoluta y total cesación de pagos de parte del municipio desde el 20 de noviembre de 1999 ha obligado a nuestra agrupación a suspender transitoriamente los ensayos. Esto no sería tan grave, si se considera que cuando se pueda pagar, quizás el Director ya haya emigrado a dirigir otro Coro y en ese momento no pueda retomar la batuta del Coro Municipal de Conesa”, advirtieron.

Según señalaron, “si bien el Coro es Municipal y cuenta con presupuesto independiente de cualquier otra área municipal, la relación entre el director Aníbal García y el municipio se canaliza a través de la Comisión Directiva y además de los honorarios profesionales, el Coro abona al director todos los gastos de traslado desde Viedma, donde reside y la comida”.

Insistieron en destacar que “a pesar de los ingentes esfuerzos por sostener el funcionamiento del grupo, mientras espera la pronta respuesta del gobierno municipal, las necesidades económicas siempre superan lo obtenido por esos conceptos”.

Consideraron que tal situación produce “un entendible cansancio de los integrantes, que debemos dedicar muchas horas de trabajo para conseguir el dinero necesario, tiempo que se adiciona a las reuniones organizativas de los mismos, a los ensayos, o al casi diario peregrinar hacia el municipio esperando recibir una respuesta más alentadora”.


Comentarios


Proyecto Melipal: una inyección para los coros