Pruebas de que no abandonó a su hermano



HAMBURGO, Alemania (DPA).- El legendario montañista italiano Reinhold Messner declaró ayer que posee una prueba que refuta la versión de que dejó morir a su hermano menor en el monte himalayo de Nanga Parbat en una expedición en 1970.

Messner dijo a la agencia DPA que una parte de un hueso hallado a una altura de 4.300 metros pertenece muy probablemente a su hermano Guenther, según indican los resultados de análisis genéticos efectuados en la universidad austríaca de Innsbruck.

“De este modo queda probado nuevamente que Guenther descendió conmigo y que no lo envié por otra ruta de regreso al campamento”, sostuvo.

Messner, el primer hombre en coronar el Everest sin oxígeno y en conquistar la cima de todos los 14 picos de más de 8.000 metros del mundo, vio empañarse su épica carrera al aparecer el año pasado dos libros de ex compañeros de aquella trágica expedición al Nanga Parbat. En ella perdió la vida su hermano pequeño Guenther, de entonces 23 años.

Según la versión de Messner, el único testigo de la tragedia, el joven montañista fue aplastado por un alud de nieve mientras ambos regresaban al campamento tras haber alcanzado la cúspide del Nanga Parbat, “la reina de las montañas”.

Los entonces compañeros de expedición Hans Saler y Max von Kienlin, sin embargo, plantearon la tesis de que el afamado escalador, movido por la ambición, se decidió a bajar por una ladera muy peligrosa a pesar de que su hermano no estaba en condiciones físicas de hacerlo. De acuerdo con esta versión, Messner acabó enviando a su hermano muy debilitado y solo por la ruta más fácil de regreso para poder así culminar la proeza. Messner ha entablado una demanda contra la publicación de los libros ante un tribunal de Hamburgo, que fallará en la causa el 30 de enero próximo. Admitió que el primer examen de ADN no ha arrojado absoluta seguridad, pero aseveró que el tamaño del hueso corresponde al del cuerpo de su hermano.


Comentarios


Pruebas de que no abandonó a su hermano