Puestero falleció calcinado en su propia casa

Ocurrió en una parcela del Plan Arraigo en Centenario

CENTENARIO (ACE).- Un hombre de unos 85 años falleció ayer en la zona de parcelas del "Plan Arraigo" de esta localidad, cuando quedó atrapado en un incendio que consumió la totalidad de su vivienda.

El subcomandate de José Luis Paris, del cuartel de Bomberos Voluntarios de Centenario informó que fueron al lugar alertados por la policía. Cuando llegaron, la vivienda -construída toda de madera- estaba totalmente en llamas y no había posibilidades de hacer algún tipo de ingreso; todo era fuego.

Según se conoció, cuando los vecinos de las inmediaciones vieron las llamas y se acercaron para intentar auxiliar al dueño de la parcela, el techo se desplomó totalmente.

El lugar se encuentra a unos 15 kilómetros al noreste de Centenario, en la zona de la tercera meseta. Los "parceleros" -son unos 80- viven de actividades de granja de autoconsumo, algunos tienen casas de material y la mayoría cuenta con viviendas hechas de madera, como la que se quemó ayer.

La zona fue organizada por la municipalidad de Centenario hace unos 15 años para reubicar allí a los puesteros que vivían dispersos en la barda con huertas y animales de granja, y a los que se proveía de agua con un camión regador.

El diagrama de parcelas fue bautizado como "Plan Arraigo" y el hombre que falleció ayer era uno de los primeros habitantes y fue identificado como Ramón Jara, quien vivía solo en el lugar.

"El no se hallaba en Neuquén, le gustaba aquí tener su huertita, sus aves (gallinas) y animalitos; como veía poco y había estado enfermo de los pies, su familia se lo quiso llevar el año pasado, pero él volvió, porque este era su lugar, y era donde se sentía bien", aseguraron varios vecinos.

Las pericias sobre el origen del incendio estaban a cargo de la policía neuquina. Se presume que falleció intoxicado, en tanto la autopsia estaba prevista a última hora.

De acuerdo a versiones en el lugar, el dueño de casa fue encontrado en la zona del comedor, por lo que no se descartaba que hubiera estado en la habitación e intentó llegar a la puerta porque habría alcanzado a reaccionar por el incendio, pero la asfixia le habría producido antes el desvanecimiento.

En la casa se calefaccionaba con una estufa a leña, aunque también tenía una cocina a gas con garrafa, debido a que en esa zona de la barda, no llegan los servicios.

Hace años que los parceleros exigen como mínimo la dotación de agua, que fue el compromiso que hicieron las autoridades municipales para que los puesteros aceptaran reubicarse allí, pero tras más de una década de iniciado el programa, las parcelas continuan aprovisionandose con agua de los camiones regadores que llenan tanques domiciliarios, un tanque australiano que sirve de sisterna y se usa para las huertas.


Comentarios


Puestero falleció calcinado en su propia casa