Puja por la gobernabilidad en Vista Alegre

El intendente es de un partido local y el Concejo está en manos del MPN.





Archivo

shirley herreros

centenario@rionegro.com.ar

VISTA ALEGRE (ACE).- Oficialismo y oposición mantienen en Vista Alegre un diálogo institucionalmente cordial aunque con marcadas desconfianzas políticas desde que el MPN impuso su mayoría numérica para retener la presidencia del Concejo, con un Ejecutivo conducido por el intendente del vecinalismo, Gabino Jofré.

El Tribunal Superior de Justicia citó a las partes a zanjar sus diferencias en una audiencia de conciliación que se llevará a cabo mañana en Neuquén.

Ni desde la Agrupación Vista Alegre (AVA), ni desde el MPN, confían en que llegarán a un buen puerto: ambos sectores políticos adelantaron que esperarán que la Justicia defina, ante la imposibilidad de ceder alguna de sus pretensiones.

Jofré pertenecía al partido provincial hasta que decidió armar un partido vecinalista propio (el AVA) y fue expulsado del emepenismo, aunque la desafiliación nunca le fue comunicada oficialmente y hasta octubre pasado seguía figurando en el padrón del MPN para la interna local.

El intendente vistalegrino asumió en diciembre con un Concejo compuesto por cuatro concejales emepenistas y tres ediles propios. Fue electo luego de que el pueblo de Vista Alegre fuera llamado nuevamente a las urnas porque el intendente electo, Ernesto Meschini, falleció de una enfermedad terminal al poco tiempo de ganar las elecciones.

La ley indicó que se debía mantener la composición de los que habían sido electos para el Concejo y sólo renovar la intendencia.

Cuando se llevó a cabo la apertura de sesiones, los emepenistas se reunieron e impusieron a Valeria Muñoz (MPN) como presidenta del Concejo, en tanto los concejales de AVA plantearon que, aunque estén en minoría, les corresponde la presidencia del cuerpo debido a que la ley fija que la línea sucesoria del intendente debe pertenecer a la misma fuerza política.

Son concejales del MPN Valeria Muñoz, Claudio Acaricia, Lucas Carrasco y Rosalía Cerda; mientras que el AVA está representado por Rosa Loncoy, Sergio Parra y Luis Ulloa.

Para el intendente, “se trabaja con un poco de incertidumbre. Luego que defina la justicia hay que rever todo o hacer una sesión para ratificar todo lo actuado hacia atrás; afortunadamente no se han tomado decisiones que puedan perjudicar la gobernabilidad, o los intereses de la comuna, o de los vecinos”, dijo.

Jofré aseguró tener una “buena relación”, con el MPN y la presidenta del Concejo, aunque aclaró que está a la espera que la Justicia resuelva a favor de que la presidencia del Deliberante quede a cargo del AVA.

“No voy a dejar de trabajar porque esté este problema, con siete o con cuatro hay que seguir gobernando; lo que sea bueno para Vista Alegre, lo van a aprobar”, dijo un intendente que admitió que no se ausentaba por largos períodos de la comuna -tiene gestiones pendientes en Buenos Aires- para no dejar la jefatura municipal en manos del MPN.

Según adelantó, hasta el momento no hubo definiciones que afectaran la gobernabilidad. La primera sesión del cuerpo fue el 8 de marzo pasado y como decisión de presidencia se han nombrado a dos administrativos. “Me recomendaron acceder a lo que establezca la presidencia del Deliberante: tienen mayoría y quórum propio; en caso que actúen en perjuicio de los vecinos, o me frenen cosas, lo saldré a decir”, dijo.


Comentarios


Puja por la gobernabilidad en Vista Alegre