Neuquén: Dónde voto para las elecciones de concejales

Pulseada por un crédito en Bariloche

Los concejales seguirán tratando el próximo lunes la aprobación del crédito que la comuna gestionó en el Banco Patagonia. Para algunos ediles el empréstito tiene "condiciones salvajes" para el municipio. Entre las contras mencionan que está pactado en dólares, en 24 meses y a un interés que puede fluctuar entre 14 y el 18 por ciento. Hubo un ríspido debate.




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El crédito por un millón y medio de pesos que el municipio tiene acordado con el banco Patagonia no obtuvo ayer la aprobación de los concejales, que decidieron prolongar hasta el lunes el debate sobre los términos específicos de la ordenanza.

Algunos ediles no aceptan convalidar un empréstito que (por las condiciones actuales del mercado) tiene condiciones "salvajes": se pacta en dólares, a 24 meses y con un interés variable, que hoy puede fluctuar entre el 14 y el 18 por ciento.

Pero también suscitó un ríspido debate el destino que se le dará al dinero.

Hay acuerdo en que la prioridad sea el pago de salarios, pero los concejales aliancistas quieren que el saldo disponible componga un "colchón financiero" estable, que no se use para "gastos corrientes".

Mientras que los ediles integrados al Ejecutivo -Ricardo Ledo (PJ), Ricardo Spoturno (UCR) y Jorge Temporetti (MPP)- pretenden destinarlo a salarios y también a "garantizar los servicios", lo cual incluiría el pago de combustibles, o la factura de algún proveedor "con cierto margen de acción".

En realidad la diferencia entre las posturas no aparecía demasiado nítida, al menos en la letra de los borradores que circularon en la mesa. Pero quedó claro que en el trasfondo del entredicho está el eventual rédito político que podría sacar el intendente Atilio Feudal del oxígeno financiero.

Resultó curioso, en ese marco, el evidente cambio de roles que asumieron los concejales en virtud de la nueva "coalición" de gobierno.

Temporetti y Ledo aparecen como los oficialistas que llevan agua al molino de Feudal, mientras que el radical veranista Marcelo Cascón, junto a Graciela Di Biase y Alberto Icare (ambos del MUP) aparecen como sus fiscales más severos.

La gestión de un "colchón financiero" para superar la crisis del municipio fue uno de los puntos del acuerdo que prohijó la coalición, pero ayer quedó demostrado que es tal vez la pieza clave, ya que de no concretarse Feudal enfrentaría en breve una nueva y peor crisis política en el municipio.

Las condiciones del empréstito negociado por Temporetti con el banco Patagonia serían imposibles de mejorar, a pesar de los reparos expresados por los ediles del PPR y del Frente Grande.

Las únicas modificaciones posibles podrían recaer en el articulado de la ordenanza que autoriza el crédito en el punto que define el destino de los fondos.

El original habla de utilizar el dinero en forma "prioritaria e ineludible" a pagar los haberes del personal "en las fechas previstas".

La idea es adelantar una masa salarial (que actualmente se paga hacia el fin de cada mes) y compensándolo luego con recursos propios, de manera de mantener el "colchón disponible".

Pero el aliancista Marcelo Cascón quiere dejar establecido que el crédito sea para cubrir "desfasajes financieros", es decir que los desembolsos sólo se realicen cuando hay un atraso en la percepción de coparticipación o del ingreso por recaudación propia.

Ledo, en cambio, explicó que quieren una redacción no tan rígida "porque la idea es propender a no tocar ese dinero, pero sin tener las manos atadas".

Tras deliberar más de cuatro horas, los concejales no alcanzaron un acuerdo y decidieron proseguir con el análisis y volver a sesionar el lunes a las 9.


Comentarios


Pulseada por un crédito en Bariloche