Pulso Entrevista: José Dapena, doctor en Economía

“El FMI pide a la Argentina que haga aquello que debió hacer para no ir al FMI”

09 sep 2018 - 00:00

De amplia trayectoria en el mundo de las finanzas, el Dr. José Dapena dirige el MBA en la Universidad del CEMA. En diálogo con “Pulso”, analizó el actual escenario, la gestión económica y las perspectivas futuras.

PREGUNTA- ¿Cuál es su lectura de la crisis?

RESPUESTA- Hay un enfriamiento de las condiciones internacionales. EE. UU. lleva adelante una política de contracción monetaria, retirando dólares del mercado. El efecto a nivel internacional es que se ha apreciado el valor del dólar y se han incrementado las tasas de referencia. Por ello los mercados emergentes se encuentran complicados, en particular porque son economías que tomaron deuda durante el periodo de bonanza. Países como Turquía o Argentina, se ven todavía más golpeados por tener un déficit significativo de cuenta corriente, es decir que no consiguen los dólares de forma genuina para pagar su deuda. Eso los obliga a una fuerte corrección del tipo de cambio. A ello se suma el déficit fiscal.

P- ¿Hay errores propios que generan la vulnerabilidad?

R- En efecto. Durante 2016 y 2017 Argentina incrementó el déficit fiscal. Eso nos hace más vulnerables. ¿Se podía hacer algo diferente? No lo sabemos, porque lo contra fáctico solo queda para el terreno de las especulaciones.

P- ¿Porqué otros países emergentes son menos vulnerables?

R- Argentina es uno de los países con mayor déficit fiscal y déficit de cuenta corriente en Latinoamérica. Pero por otra parte, en cuanto a la política monetaria, se siguió emitiendo dinero para cubrir las necesidades fiscales, tanto de manera directa asistiendo al Tesoro, como de forma indirecta cuando el Tesoro toma deuda en el exterior y luego debe vender los dólares en el mercado interno. Luego el Banco Central (BCRA) debe retirar esos pesos de más para que no vayan a inflación. Al final del recorrido hay una base monetaria de $1 billón y $1,4 billones de pasivos remunerados del BCRA. Eso es un caldo de cultivo fenomenal para un escenario como el actual.

P- ¿Fue un error desregular la entrada y salida de capitales?

R- Es cierto que si uno se abre a los mercados en un contexto de déficit fiscal y déficit de cuenta corriente, se expone mucho más significativamente a cambios en la dirección de los flujos de capitales. También es cierto que la mayoría de las economías emergentes se encuentran en una situación de apertura a los mercados de capitales. Es decir, lo que estaba haciendo Argentina es marchar a la ‘normalidad’.

P- ¿Es acertado pedirle al FMI, y volver a pedirle dos meses después?

R- La pregunta en realidad es, si no se hubiera acudido al FMI ¿cuál era la alternativa? Hubiera sido necesario generar un superávit de cuenta corriente de un mes para el otro, y eso es imposible. Es como que de golpe el auto se quede sin nafta. Eso requiere que pare otro auto y le preste algo de nafta para llegar a la estación de servicio. ¿Es una buena noticia ir al Fondo? Evidentemente no, porque el Fondo va a poner condiciones. En pocas palabras, el FMI va a pedir que hagamos aquello que había que hacer para no terminar yendo al FMI. El cambio de metas fiscales para 2019, es consecuencia lógica del adelanto de dinero que Argentina pide al FMI. Se adelantan los fondos si Argentina adelanta la meta de equilibrio fiscal.

P- ¿Es viable políticamente?

R- El punto es cómo hará el gobierno en un año electoral para reducir el déficit primario. Es la primer pregunta que se hace un inversor, sea de Argentina o del exterior. Durante dos años lo que vimos fue una apuesta permanente al crecimiento futuro, algo que finalmente no se dio.

P- ¿Fueron bien utilizados los fondos que ya envió el FMI?

R- Efectivamente, los fondos se usaron para intentar contener el precio del dólar. La pregunta es cuál sería el precio del dólar si no se hubiera hecho eso. En un escenario de devaluación brusca de entrada, quizá hubiéramos asistido a otros fenómenos que no se han registrado, como por ejemplo el retiro masivo de los depósitos en dólares.

P- ¿Hay un ataque especulativo?

R- Si los inversores detectan la vulnerabilidad, les conviene una situación en que los activos argentinos caigan, para poder recomprar más barato. Es en ese marco que se da la política de usar reservas para contener el tipo de cambio. Se busca evitar consecuencias que pueden ser todavía mucho más graves para la economía nacional.

Image
Perfil
José Dapena
José Dapena es contador público nacional de la Universidad Católica de Córdoba, MSC en Finanzas y Economía de la Universidad del CEMA.
Se desempeñó en el Departamento de Control Federal de Ahorro de la Inspección General de Justicia de la Nación y en el área de Planeamiento y Control de Gestión de Organización Bagó.
En la Universidad del CEMA fue director del MBA, de los programas In Company y del Cimei. Actualmente dirige el Departamento de Finanzas y la Maestría en Finanzas.
Corresponsalía cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.