Estados Unidos negocia, y China advierte

La escalada de restricciones no se detiene. Trump busca aliarse con Europa y China intenta reducir los costos.

29 jul 2018 - 00:00

Lo dicen los manuales de texto de economía internacional: cuando se inicia una guerra comercial feroz, en la que a cada acción de uno de los oponentes, le sigue una reacción del adversario de cuantía similar, el resultado inexorablemente es que todos pierden.

Es precisamente la advertencia que lanzó China esta semana respecto al resultado que puede arrojar la escalada de restricciones comerciales iniciada por el gobierno de los EE.UU., y respondida por el gigante asiático. Fue el Presidente chino Xi Jinping, el encargado de afirmar que “en una guerra comercial nadie sale ganando”, y que “quienes persiguen el curso de una guerra comercial, sólo se lastimarán a sí mismos”. No debería sorprender la pertinencia de la frase, sino que sea justamente el mandatario asiático el encargado de proferirla, dado que la doctrina del libre comercio es una de las banderas históricas del capitalismo occidental.

En ese marco, el Presidente de los EE.UU., Donald Trump, se reunió con su par Jean-Claude Juncker, Presidente de la Unión Europea. Claramente la reunión tuvo como objetivo bajar la tensión global en torno al comercio, y abroquelar una tácita alianza entre Norteamérica y el bloque europeo. En el encuentro se acordó la creación de un grupo conjunto de trabajo para zanjar las diferencias en cuanto a los aranceles, y se pactó que mientras dure la negociación, no se impondrán nuevos aranceles.

Pese a ello, no hubo acuerdo en cuanto a los aranceles al aluminio y el acero establecidos por EE.UU., los cuales por el momento seguirán vigentes. La Unión Europea sin embargo, se comprometió a importar más soja y gas desde los EE.UU., lo cual tiene directa relación con la intención europea de reducir el grado de dependencia actual respecto a Rusia.

En ese contexto, el mandatario argentino Mauricio Macri, de visita en Sudáfrica para participar de la cumbre de los Brics, se expresó respecto al conflicto como representante del G20. “La escalada de medidas unilaterales y de represalias tienen un impacto sistémico en el crecimiento y ejercen presión sobre la eficacia del multilateralismo”, indicó.

Lejos de detenerse, el conflicto comercial de escala global genera nuevos capítulos, y comienza a afectar las alianzas entre las potencias.
Corresponsalía Cipolletti

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.